class="post-template-default single single-post postid-5332 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Luis Enrique marcó su primer hat-trick con el Barça al Betis de Merino

Facebooktwitterredditlinkedin

Luis Enrique y Juan Merino, el ahora entrenador del Betis, se enfrentaron varias veces durante su carrera de jugadores. El técnico asturiano suele decir que no recuerda mucho los partidos que jugó, pero aquel que disputó en el Benito Villamarín el 19 de enero de 1997 (2-4) no se le debe haber olvidado. Ese día marcó su primer hat-trick con el Barça, uno de los tres que hizo de azulgrana. Los otros fueron contra el AEK de Atenas (5-0) y el Athletic (7-0) en 2001. Los tres goles fueron de cabeza, lo que tampoco es muy normal en fútbol, pese a que era una de las especialidades de Luis Enrique. El Barça llegaba a ese partido como ahora, con la necesidad de ganar y después de un traspié inesperado, una derrota por 2-3 en el Camp Nou frente al Hércules después de ponerse 2-0. Era la jornada 20 de Liga y el Madrid de Capello, que era líder, se había impuesto el día anterior por 1-4 en el Calderón, así que la presión era máxima para el equipo dirigido por Robson, que tenía a Mourinho de ayudante.

Sobre un campo encharcado por la abundante lluvia, el Barça encajó dos goles en la primera media hora (Jarni, de falta y Sergi Barjuán en propia meta) y tuvo que hacer un gran esfuerzo para remontar. Y el que más empeño puso fue Luis Enrique, que ya en esa su primera temporada de azulgrana se ganó a la afición azulgrana por su espíritu combativo, siempre ajeno al desaliento. En la última jugada de la primera parte, desvió un remate fallido en un córner para hacer el 2-1. Al cuarto de hora del segundo tiempo, aprovechó un buen pase de Guardiola para conectar otro cabezazo y cerró la goleada de nuevo con la testa en otro gol de oportunista tras otro saque de esquina. Entre medias, el gran Ronaldo había hecho un gol estupendo, el 2-3, con un tremendo disparo desde fuera del área. Juan Merino era el encargado de vigilar al brasileño y, salvo en esta jugada, lo paró bastante bien e hizo un buen partido.

Diez años después de marcar a Ronaldo, Merino llegó a enfrentarse a Messi cuando jugaba para el Recreativo (0-4 en 2007). También sufrió la genialidad del argentino, que marcó el último tanto en una de sus clásicas diagonales en eslalon derecha-izquierda por el borde del área. El defensa gaditano fue el último hombre que intentó detener sin éxito su remate de zurda. Tanto el espíritu de Luis Enrique como la calidad de Messi serán necesarios para obtener otra victoria obligada en el Villamarín, en la tercera final por la Liga de las cinco que todavía faltan. Aunque el Barça haya ganado en sus dos últimas visitas (1-4 y 1-2) también ha perdido 5 veces y empatado 4 en los 13 duelos que jugado allí en lo que llevamos de siglo. Tradicionalmente, el campo del Betis no es un lugar fácil para el Barça. Eso ya lo saben los dirigentes arbitrales, que han designado a Mateu Lahoz.  Será para que permita lo que sea necesario, porque el partido defensivo del Betis está más que cantado. Más que nunca, Neymar, Suárez, Alba o Alves, los jugadores más propensos a sufrir calentones, deberán tener cuidado. Al Barça le tocará recibir, como casi siempre, y no protestar, que es algo que ya sabemos no tolera el árbitro valenciano.
(Foto/Autor: Luis Enrique, durante un partido contra el Betis/fcbarcelona.es)

pantallazo portadaNOTA IMPORTANTE: Si queréis comprar mi libro: «365 días opinando sobre el Barça» en el que recopilo los 365 últimos artículos de este blog, aquí os dejo el enlace:

 

 

Facebooktwitterredditlinkedin