class="post-template-default single single-post postid-5585 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Luis Enrique mejora a Guardiola: toca otra vez Champions

Facebooktwitterredditlinkedin

Luis Enrique mejora a Guardiola en sus dos primeras temporadas. Igualó la pasada campaña el debut triunfal de su gran amigo con un triplete como el de 2009 y en ésta, pese a no completar el sextete, porque falló en la Supercopa de España, sí ha logrado los mismos títulos que Pep en su segundo año: cuatro. Lo único que ha hecho ha sido cambiar esa Supercopa perdida por el triunfo en la Copa del Rey, un trofeo de más valor. Y mucho más, por la manera en que fue conseguido: frente al reciente campeón de la Europa League y jugando casi una hora en inferioridad por la expulsión de Mascherano. Si Luis Enrique sigue por el mismo camino que Guardiola, como parece, el próximo curso toca otra vez Champions.

Caprichos del destino, ese mismo Sevilla fue el primer equipo que eliminó al equipo de Guardiola de algún torneo. Fue en los octavos de final de la Copa del Rey, una competición que acabaría ganando el equipo andaluz frente al Atlético por 2-0. En su tercer año, Guardiola levantó la Supercopa de España, la Liga y la Champions. Estuvo a punto de repetir triplete, como Luis Enrique este año. Sólo lo impidió el Madrid de Mourinho en la final de la Copa (1-0), arbitraje de Undiano Mallenco mediante, claro.

Entre los equipos de Luis Enrique y Guardiola hay varios puntos de conexión y alguna diferencia. El hilo conductor está claro que es Messi. La columna vertebral todavía sigue siendo la misma, con Piqué y Mascherano atrás e Iniesta y Busquets en medio. Y la diferencia más notable está en el ataque. Guardiola formó dos muy buenos tridentes con Messi, Etoo y Henry y con Pedro, Messi y Villa, pero ambos están lejos del actual formado por Messi, Suárez y Neymar, que se ha ido esta temporada a los 131 goles, superando su propio récord de 122 del año anterior. El equipo de Guardiola, un poco a su imagen y semejanza, tenía su centro de gravedad en el centro del campo. El de Luis Enrique, de acuerdo también a su carácter, se apoya más en los delanteros. Los dos tienen el mismo estilo de querer ser protagonistas, dominar al rival y atacar por encima de todo, pero tener a Messi, Suárez y Neymar arriba obliga a jugar de acuerdo a sus demoledoras características. Entre los tres han marcado 21 de los 26 goles del Barça en los seis últimos partidos que nos han permitido celebrar a lo grande esta Liga y esta Copa. «Os debemos la Champions… y estos (refiriéndose a sus jugadores) no fallan», anticipó Guardiola en la celebración de la Liga 2010. Luis Enrique no ha sido tan audaz, pero, visto como recorre los pasos de su querido amigo, seguro que ya está pensando en la juerga que se correrá con la próxima Champions.

(Foto/Autor: Guardiola con Luis Enrique/fcbarcelona.es)

Facebooktwitterredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies