class="post-template-default single single-post postid-7998 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Luis Enrique ‘muere’ como Eastwood en Gran Torino

Facebooktwitterredditlinkedin

Aviso por si alguien no quiere seguir leyendo que voy a destripar el final de Gran Torino, esa maravillosa película dirigida y protagonizada por mi admirado Clint Eastwood. El climax de la cinta, como debe ser, llega al final, con el protagonista provocando su muerte a manos de una banda callejera para salvar de ese mismo destino a su joven vecino, de una familia inmigrante asiática, con el que ha simpatizado en las últimas semanas de su vida. Eastwood encarna a un personaje con cáncer de pulmón que sabe que ya no le queda mucho tiempo y se sacrifica (hay una clara referencia a la muerte de Cristo) para ofrecer una vida mejor de la que posiblemente le esperaba a su joven amigo. La escena en la que se enfrenta, desarmado, a la pandilla que siembra el terror en su barrio es una de mis favoritas. Muchos críticos dijeron, cuando se estrenó en 2008, que Eastwood parecía que estaba filmando su propio funeral cinematográfico, que era su epitafio para la posteridad, pero sigue haciendo películas y eso que tiene ya 86 años. «Luis Enrique ‘muere’ como Eastwood en Gran Torino». Es lo que pensé cuando anunció que no renovaría su contrato con el Barcelona.

Me parece que el técnico entrega su cabeza a esos medios y a esa parte de la afición que la pedían insistentemente para intentar salvar a sus jugadores en los últimos 3 meses que quedan de competición. De hecho, ya había sucedido así tras el 4-0 de París. «Si queréis buscar culpables, yo soy el único culpable», dijo. Gracias a eso, a que fue el parapeto que soportó la presión, sus jugadores han reaccionado logrando 3 victorias consecutivas en Liga que le han permitido arrebatar el liderato al Real Madrid. En su primera temporada en el banquillo azulgrana ya sucedió algo parecido. Parecía que los blancos se llevarían la Liga de calle en diciembre, pero acabaron cayendo en el Camp Nou y sin ningún título grande a final de curso. El Barça, en cambio, levantó el segundo triplete de su historia. Esta vez será más difícil de repetir por el mal partido de la ida contra el PSG. Sólo con que hubiera llegado un gol, que estuvo en los pies de André Gomes o en la cabeza de Umtiti al final, no veríamos la eliminatoria tan cuesta arriba.

Luis Enrique se ha sacrificado para liberar de presión a sus jugadores. Su anuncio es como decirles: no os preocupéis si no conseguís remontar al PSG porque yo soy el único que pagará la factura. Vosotros, pensad sólo en que es posible lograr la machada, «si hay suerte y se produce una alineación histórica de los astros». Hace 15 días, para algunos barcelonistas (lo sé por vuestros comentarios), Luis Enrique era una rémora como entrenador, el cáncer del equipo, la razón por la que éste no funcionaba. Pues ahora resulta que es líder de la Liga y que depende de sí mismo para ganarla. Igual que la Copa. E igual que la Champions, aunque esta última necesite de un milagro. Creo que vamos a echar de menos a un entrenador como Luis Enrique, porque ha dotado al equipo de un carácter competidor que históricamente no tenía. Su porcentaje del 76% de triunfos no es superado ni siquiera por Guardiola. A pesar de las dificultades (y no tenéis que pensar más que en la última final de Copa o en su primera Liga), el Barça ha seguido luchando por ganar todos los títulos en los que ha participado desde que él llegó al banquillo. Estoy convencido de que al PSG también le costará echarle de la Champions. Si el Barça muere, seguro que será después de haber tiroteado a su rival, como solía hacer Eastwood en aquellas películas de sus comienzos con Sergio Leone.

(Foto/autor: Luis Enrique se despedirá de la afición tras jugar la final de Copa en el Calderón. En pequeño, fotograma de la película Gran Torino/fcbarcelona.es)

Facebooktwitterredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies