class="post-template-default single single-post postid-3357 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Luis Enrique puede alternar el equipo A y el B hasta final de año

Facebooktwitterredditlinkedin

Quedan seis partidos de este año triunfal 2015: tres de Liga (Valencia fuera y Deportivo y Betis en casa), uno de Champions (el intrascendente contra el Bayer Leverkusen) y los dos del Mundial de Clubes (semifinal y final o tercer y cuarto puesto). Luis Enrique puede alternar el equipo A y el B hasta final de año. En Copa, frente al Villanovense el equipo B resolvió muy bien la eliminatoria. Contra el Valencia, todo el mundo espera el equipo A, el de gala, el del 0-4 en el Bernabéu con Messi en el puesto que ese día ocupó Sergi Roberto, que será baja en Mestalla. El miércoles de la semana que viene se disputa el último partido de la fase de grupos de la Champions. El Barça no se juega nada (ya es primero) y de nuevo podría volver el equipo B, porque a los dos días hay un encuentro de Liga en el Camp Nou frente al Deportivo, otra vez con los titulares a escena.

Este sería el último compromiso antes de acudir al Mundial de Clubes de Japón. El Barça disputa el jueves 17 la semifinal y esperemos que el domingo 20 la final, presumiblemente contra River Plate. Quizá aquí no estén tan marcados los equipos A y B, pero es probable que en el primer partido, como viene siendo habitual, haya alguna rotación o entre algún hombre de refresco. Tras participar en el Mundial, los jugadores disfrutarán de unas minivacaciones, que este año se adelantan para poder jugar durante las fiestas de fin de año. Al regreso del merecido descanso, el último partido del año será frente al Betis en el Camp Nou, el miércoles día 30. Enero será un no parar. 2016 comenzará con la visita al Espanyol el sábado día 2 y se alternarán Liga y Copa (octavos y esperemos que cuartos) durante todo el mes. Menos mal que se incorporarán los refuerzos (Arda, Aleix Vidal y posiblemente algún delantero) porque el calendario se cargará bastante.

Este es el panorama competitivo de los próximos dos meses, así que Luis Enrique haría bien en seguir dosificando esfuerzos, algo que no ha podido hacer más que a cuentagotas por sanciones y lesiones en este primer tramo del curso. Volviendo al partido de Mestalla, espero un partido de máxima dificultad, como dice Luis Enrique, pese a las bajas y el cambio de entrenador del Valencia. El año pasado, para quienes no lo recuerden, el Barça ganó en el tiempo añadido, con un gol de Busquets a la salida de un córner. Mestalla es siempre una de las plazas más complicadas para el equipo azulgrana. Como San Mamés, Calderón, Sánchez Pizjuán o el Bernabéu. Lo bueno es que, pase lo que pase en Mestalla, el Barça saldrá líder de la Liga después de haber visitado en la primera vuelta los campos más difíciles y habiendo ganado a domicilio a sus máximos rivales en la lucha por el campeonato.
(Foto/Autor: Messi, Piqué, Luis Suárez y Neymar, durante un entrenamiento/Fcbarcelona.es)

Facebooktwitterredditlinkedin