class="post-template-default single single-post postid-4331 single-format-standard header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Luis Enrique y Gary Neville se enfrentaron en un Manchester-Barça, los dos actuando en el lateral derecho

Facebooktwitterredditlinkedin

Luis Enrique y Gary Neville, como técnicos de Barça y Valencia, estarán separados en el Camp Nou por sólo unos metros. La única vez que se vieron las caras en un terreno de juego había más de 100 entre ellos, pues ambos fueron los laterales derechos del Manchester United-Barça de Champions, disputado en Old Trafford el 16 de septiembre de 1998. Me acordaba de muchas cosas de este partido, porque lo vi en plena luna de miel en Phuket (Tailandia), de madrugada, mientras tomaba una copa con mi mujer en uno de los innumerables bares de Patong Beach. Gracias a youtube he podido revivirlo y he tenido la misma impresión que entonces. Fue un duelo espectacular, con alternativas y mucha emoción, que terminó 3-3, el primero de la difícil fase de grupos que le tocó al Barça de Van Gaal, de la que salieron los dos finalistas, Manchester y Bayern Múnich.

Las bajas en defensa que tenía el técnico holandés le obligaron a alinear a Luis Enrique en el lateral derecho. Ya os he comentado que el ahora entrenador tiene en Sergi Roberto al comodín que era él mismo en su época de jugador. Luis Enrique sufrió mucho en la primera mitad porque en su banda tenía nada más y nada menos que al gran Ryan Giggs, que marcó el primer tanto después de cabecear un centro aplatanado de Beckham. El 2-0 fue un regalo de Luis Enrique, que dejó un mal despeje a los pies de Scholes. Tras el descanso, el asturiano adelantó su posición y gracias en parte a su carácter el Barça pudo igualar el partido. Dio los pases que acabaron en dos penaltis y lanzó el que significaba el 3-3, después de una mano clamorosa de Nicky Butt, que fue expulsado.

Figo, antes de convertirse en traidor, fue el capitán de aquel Barça y Xavi jugó los últimos 20 minutos. Gary Neville le hizo un buen marcaje a Zenden, un extremo que se trajo Van Gaal del PSV, aunque bajó su rendimiento tras el descanso. El Barça, que después empataría con el Manchester en el Camp Nou con el mismo resultado (Neville jugó en ese otro 3-3, pero no Luis Enrique), sólo consiguió ganar los dos partidos al Brondby danés, perdió los dos con el Bayern (1-0 en Alemania y 1-2 en Barcelona) y fue eliminado antes de pasar a cuartos de final (entonces no había octavos). Aquel Manchester de Neville, Keane, Beckham, Scholes, Giggs y Cole ganaría la Champions en una final de infarto del Camp Nou. En el tiempo añadido, en lo que fue conocido como el Minuto del SigloSheringhamSolskjær le dieron la vuelta al 0-1 del Basler (5′) y coronaron un triplete histórico para el United, vencedor también de liga y copa. Casi veinte años después, los papeles están cambiados y es Luis Enrique el que aspira de nuevo a la triple corona, tras lograrla el año pasado. Gary Neville, haciendo honor a su papel de buen defensa, intentará evitar que se la ponga de nuevo.

Facebooktwitterredditlinkedin