class="post-template-default single single-post postid-32424 single-format-standard header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Messi disfruta al lado de Pedri: 2-3 en San Mamés

Facebooktwitterredditlinkedin

No hay mejor sitio para doctorarse en fútbol que la Catedral de San Mamés. Y Pedri lo hizo con creces: marcando un gol importante, el del empate, y asistiendo a Messi, que disfruta al lado del canario. El primer gran acierto de Koeman, el que desde ahora deberemos reconocerle para siempre, ha sido regalarnos a un gran jugador para los próximos 15 años. Por mucho que este sea un Barça un tanto de entreguerras, pocos futbolistas de la historia azulgrana, quizá Messi, Ansu Fati y poco más, pueden decir que eran titulares indiscutibles con 18 años recién cumplidos. Pedri lo es y se lo gana en cada partido. No sólo por su altísimo nivel técnico (sus controles orientados están a la altura de Iniesta, Xavi o Messi, palabras mayores) y por su concepción del juego (pocas veces se equivoca, siempre hace lo que debe), sino por lo que trabaja en el campo (defensiva y ofensivamente) y porque hace mejores a sus compañeros, entre ellos, a Messi, al que se le ve muy feliz de compartir el balón en el césped. Igual que hace poco tiempo disfrutábamos de la calidad de Ansu Fati y de su crecimiento en el equipo, ahora los culés nos ilusionamos con este chavalín un tanto desgarbado y flacucho, pero con un motor fiable y una cabeza privilegiada que le han permitido jugar ya 21 partidos, 15 de ellos de salida. 

Como decía al principio, hace falta un técnico valiente como Koeman para hacer realidad tan pronto al jugador que se intuía desde el mismo momento en que se enfundó la camiseta azulgrana en pretemporada. El resto ha dependido sólo de su calidad y rendimiento. También a Trincao, por ejemplo, Koeman le ha dado muchas oportunidades y confianza, pero el portugués, con más edad y aparentemente mucho más formado físicamente, no ha dado todavía el salto de calidad esperado. Se intuye también que su zurda y su potencia le pueden venir bien al equipo, pero le falta creérselo mucho y rendir de acuerdo a las expectativas que generó. Por eso está contando tan poco para Koeman en los últimos partidos.

Dado el nivel de entusiasmo que está generando, me parece que Luis Enrique no tendrá más remedio que llamar a Pedri en la próxima convocatoria para la Selección Absoluta. En San Mamés el partido había empezado torcido y el canario lo enderezó con un gol muy de Iniesta, muy de pillo, muy de intuir cómo acabaría la jugada. Messi había cruzado el balón para la entrada en el área de De Jong, como en Huesca. Esta vez parecía que el pase se iba a ir por la línea de fondo, pero el holandés la devolvió al punto de penalti, donde apareció Pedri para poner su pequeña gran cabeza y marcar un gol importantísimo. Fue como una jugada de billar en el tapete impoluto de San Mamés, una pequeña obra de arte.

Si en estos partidos en los que el rival marca pronto (Williams en una contra en el minuto 2) no igualas con rapidez, el rival puede ir creciéndose y el resultado se puede complicar. Sin embargo, con excepción quizá de los comienzos de ambos periodos, donde el Athletic tal vez salió con una marcha más que el Barça, los de Koeman dominaron casi por completo a su rival. Se siguieron fallando oportunidades claras de gol (Dembélé o Alba), pero Messi enchufó la primera que tuvo, a pase de pisadita de Pedri, luego marcó otro tras asistencia de Griezmann en plan Alba, remató dos veces a los postes y le anularon otro tanto por otro milimétrico fuera de juego que ya os he dicho que no debieran anularse. En este caso, además, creo que dependería del frame (captura) que se tome del momento en que el balón salga del pie de De Jong. Un microsegundo antes y no estaría en fuera de juego, un microsegundo después y sí lo estaría. Entenderéis, como yo, lo fácilmente manipulable que resulta validar o no estos fueras de juego tan ajustados. Messi fue el ideólogo del primer tanto y luego pudo haberse ido de la Catedral con 5 goles en su mochila. Sólo fueron 2, pero le dan para codearse con los primeros del pichichi de la Liga. El Barça es ahora tercero, a sólo 5 puntos del Madrid y 7 del Atlético, si bien este último tiene 2 partidos menos. Me parece que si da caza al Madrid creo que todavía podrá pelear por la Liga, pero también me parece que ahora mismo es una quimera por la gran distancia que hay respecto a la cabeza. Insisto en que no me preocupa tanto el título como que se siga gestando un buen equipo. De momento, se alarga la racha sin perder a 7 encuentros (5 victorias y 2 empates). El sábado, nueva prueba en los Cármenes ante el defensivo Granada

Facebooktwitterredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies