class="post-template-default single single-post postid-1811 single-format-standard header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Messi es un especialista en hat-trick a porteros del Real Madrid

Facebooktwitterredditlinkedin

Horas antes del esperpéntico y jocoso fichaje interruptus de De Gea por el Real Madrid, la afición barcelonista ya recordaba en Facebook un partido en el que Messi había marcado tres goles al entonces portero del Atlético. Fue en febrero de 2011, en una victoria del Barça de Guardiola por 3-0. Messi abrió el marcador con la que quizá es su jugada más repetida, un eslalon de derecha a izquierda sorteando contrarios para buscar hueco para el disparo, y lo cerró como un cazagoles, tirándose en busca de un rechace de De Gea a remate de Villa. En medio, otra combinación con Villa dentro del área, le permitió encarar al deseo frustrado del Madrid y fusilar desde cerca el 2-0. Después de ver el hat-trick en youtube, pensé que Messi es un especialista en esta suerte frente a porteros del Real Madrid.

Porque me acordé de que Casillas, que ahora sonríe feliz en su retiro en el Oporto, tiene el honor de ser el primer portero que recibió un triplete de goles del argentino, cuando sólo tenía 19 años. Aquel partido en el Camp Nou de 2007, que acabó con 3-3, no se borra de la memoria de los culés por muchos motivos. No sólo por los tres maravillosos tantos de Messi. Undiano Mallenco, que cuatro años después permitiría a Pepe, Xabi Alonso y Arbeloa pegar todo lo que quisieron y más en la final de la Copa del Rey de 2011, pitó un penalti a favor del Madrid y luego expulsó a Oleguer antes del descanso. El Barça era entonces mucho mejor equipo que el Madrid y lo demostró empatando con diez jugadores un partido que tenía perdido, pero ese empate le condenaría a la larga a perder la Liga por la diferencia de goles. Con el paso del tiempo, como es el guardameta del Madrid al que Messi más veces se ha enfrentado, Casillas se ha convertido en su víctima preferida. Le ha marcado 17 goles, más que a ningún otro portero durante su carrera.

Diego López aprovechó una lesión de Casillas para ser titular en el Madrid y también sufrió a Messi. Además fue en el Bernabéu, en otro glorioso partido, el 3-4 de 2014. Cuando todo el mundo apostaba por un triunfo claro del Madrid, el hat-trick del argentino, con dos goles de penalti, permitió luchar por la Liga al Barça del Tata Martino hasta el último minuto. Una Liga, por cierto, que Mateu Lahoz hurtó anulando un gol completamente legal al propio Messi. A finales de ese mismo 2014, ya con Luis Enrique en el banquillo, Messi logró marcar otro de sus 32 tripletes (el que más en España), a Casilla, en un 5-1 al Espanyol. Casilla es ahora el suplente de Keylor Navas, que era portero del Levante en el 7-0 que abrió la Liga 13-14 en el Camp Nou. Messi había marcado ya dos goles a Keylor en ese partido cuando el Tata Martino decidió sustituirle por Iniesta en el minuto 70. Y, claro, Messi se enfadó. Nunca quiere salir del campo y menos cuando tiene la oportunidad de llevarse otro balón firmado a su casa. Keylor no se ha ido, así que no hay problema: Messi podrá seguir aumentando su colección.

Facebooktwitterredditlinkedin