class="post-template-default single single-post postid-4065 single-format-standard header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Messi luce su quinto Balón de Oro ante Cristiano… y el próximo será para Neymar

Facebooktwitterredditlinkedin

La historia del deporte ha dado rivalidades míticas como la de Mohamed Ali y Frazier, Prost y Senna, McEnroe y Borg, o Larry Bird y Magic Johnson, por decir algunas. La de Messi y Cristiano está a la altura de ellas. Desde hace diez años los dos compiten por ser el mejor jugador del mundo. «Lograr este quinto Balón de Oro es especial después de ver los dos últimos años cómo lo ganaba Cristiano», afirmó Messi nada más recoger el galardón. Ya he dicho en alguna ocasión que Messi no discute con Cristiano sino con la historia de este deporte, con los Di Stéfano, Pelé, Cruyff y Maradona que están en el Olimpo imaginario de los aficionados. Sinceramente, creo que a Cristiano le hubiese ido mejor si no hubiera intentado rivalizar con Messi, como dije en este artículo (https://www.lavozdelbarcelona.com/cristiano-hazme-caso-te-iria-mejor-si-te-posicionas-como-numero-2-del-mundo/), pero en ese afán por querer superarle, ha hecho mejor jugador al argentino, mucho más completo que hace unos años. El que ha salido ganando de esta batalla ha sido el Barça, que ha levantado 26 títulos con el argentino y que también vencerá en la guerra de sucesión, porque, si mantiene el nivel de 2015, es posible que el próximo Balón de Oro sea para Neymar, ahora mismo en el papel de Messi en 2007.

Messi también fue tercero en su primera gala, por detrás de Kaká y Cristiano Ronaldo. Diez años después, fue el propio Kaká el que le entregó su quinto trofeo, el que le acredita como el mejor jugador de la historia. Me da igual que acabe o no ganando un Mundial con Argentina, que probablemente lo hará. Di Stéfano y Cruyff tampoco lo ganaron nunca. Es más, Di Stéfano ni siquiera participó en un Mundial. Hace unos días, en una entrevista para Barça TV, Thierry Henry consideraba a Dennis Bergkamp como el mejor futbolista con el que había jugado en su carrera. El francés explicaba luego que nombraba primero al holandés porque consideraba que era el mejor de los humanos con el que había coincidido en un campo. «Yo creo que Messi no lo es», decía Henry, que ponía el ejemplo de un gol del argentino contra el Málaga en un 6-0 de 2009.

Para quienes no lo recuerden, Messi recibió el balón en un cambio de juego, se hizo un autopase con el pecho para sortear a un defensa, se coló en el área entre dos rivales con una especie de croqueta como las que suele hacer Iniesta y antes de terminar el regate, medio desequilibrado, logró poner el balón en la escuadra con la pierna derecha. Messi parece un extraterrestre porque marca goles que sólo él puede repetir una y otra vez. Otros jugadores como Cristiano, Neymar o Suárez pueden hacer uno similar de vez en cuando, pero sólo Messi puede replicarlos con la naturalidad y frecuencia con que él los hace. En la gala recordaron el de la final de Copa al Athletic, su doblete ante el Bayern, el tanto que nos dio la Liga en el Calderón, los de la Supercopa de Europa de falta, el primero del reciente Mundial de Clubes… Su trofeo es totalmente merecido. Nadie tiene tantos registros como jugador. Messi aparece siempre y donde ofrece su mejor versión es en los partidos importantes, en finales y similares, marque o no marque. Messi es único y creo que irrepetible. Disfrutemos de él mientras podamos.
(Foto/Autor: Messi, vestido de Armani, con su quinto Balón de Oro/fifa.com)

Facebooktwitterredditlinkedin