class="post-template-default single single-post postid-58 single-format-standard header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Messi-Luis Suárez-Neymar, la mejor delantera de Europa

Facebooktwitterredditlinkedin

Al Barça le quedan ocho partidos para acabar la temporada. Nueve en el caso de que alcance la final de la Champions. Raro será que en esos ocho o nueve partidos el tridente formado por Messi, Luis Suárez y Neymar, que acumula ya 97 goles, no firme al menos cuatro más para superar al mejor trío de ataque de la historia azulgrana, el que formaron Messi, Etoo y Henry en la temporada 2008-09, que terminó con la redonda cifra de 100 goles y un triplete, Liga, Copa y Champions.

Como estoy seguro de que Messi, Luis Suárez y Neymar van a superar esa marca, tranquilamente se puede decir que estamos ante el mejor tridente de la historia del Barça y, por supuesto, el mejor de toda Europa en estos momentos. De hecho, estos 100 goles podrían haber caído ya si Luis Suárez no se hubiera perdido los 11 primeros partidos de la temporada por su mordisco a Chiellini del pasado Mundial, en sanción tan injusta como desproporcionada. Si Suárez ha marcado 19 goles en 36 partidos, por una simple regla de tres al menos habría marcado cinco o seis más en ese comienzo de curso. A pesar de ese lastre, el tridente azulgrana ha igualado ya los 97 que consiguió la tan elogiada BBC (Bale, Benzema y Cristiano) la temporada pasada.

Messi, como casi siempre, presenta unas cifras asombrosas, pese a que no sean las mejores de su carrera. Lleva 47 tantos y, si no ocurre nada extraño, se irá por encima de los 50. Sin embargo, el gran impulso al tridente ha llegado este año de la mano de Neymar, que merecerá artículo aparte, porque creo que estará entre los tres que luchen por el Balón de Oro. El brasileño, que crece cada día de la mano amiga del argentino, suma ya 31 goles, sólo uno menos de los que hizo su compatriota Romario en 1994, formando parte de otro trío histórico junto a Laudrup y Stoichkov. Aquel tridente también era mágico, como éste, pero, para que comparen, apenas superó los 60 goles esa temporada.

Facebooktwitterredditlinkedin