class="post-template-default single single-post postid-824 single-format-standard header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Messi, Neymar y…, ¿otro triplete en el Balón de Oro?

Facebooktwitterredditlinkedin

MIGUEL ANGEL CALERO BEJARANO

Neymar, que como ya dije aquí en un artículo anterior se está transformando en Messi sin darnos cuenta, es el único jugador del mundo con alguna posibilidad de quitar al argentino el Balón de Oro de este año. El mismo Neymar acaba de declarar que cree que «Messi se lo merece» más que él. Yo también lo creo. No sólo ha marcado más goles, sino que muchos de ellos han sido más decisivos y además ha tenido más participación en el juego y ha dado más asistencias. Messi es mucho más que Neymar todavía, pero no tengo ninguna duda de que el brasileño estará por primera vez entre los tres aspirantes finalistas. Mi duda está en si se completará el triplete de candidatos con jugadores del Barça, como ya ocurrió en 2010 con el propio Messi, Xavi e Iniesta. Los dos últimos venían de alzar el Mundial de Sudáfrica y ni eso les sirvió para ganar el trofeo.

Algo similar ocurriría si Brasil levanta la Copa América, que tiene menor peso a la hora de reunir votos que un Mundial o una Eurocopa. La candidatura de Neymar, en este caso, cotizaría al alza y seguro que muchos aprovecharían la ocasión para buscar un enfrentamiento virtual con Messi en forma de celos, dinero, prestigio o cualquier otro asunto que se les ocurra. De cualquier forma, es innegable que el crecimiento del brasileño, que recordemos sólo tiene 23 años, parece tener el techo que siga marcando el argentino. Esta temporada Neymar lleva ya 48 goles, 39 con el Barça y 9 con su selección. Esos números superan a los de Cristiano Ronaldo a su edad (46) y están a sólo uno de los 49 que alcanzó Messi el curso que cumplía los 23 años, en la temporada 2009-10.

Si el Barça vuelve a repetir triplete en el Balón de Oro igualaría los dos que obtuvo, además de forma consecutiva, el gran Milán de Sacchi de finales de los noventa. En 1988, estuvieron en el podio Van Basten, Gullit y Rijkaard y al año siguiente Baresi entró por Gullit. Los dos trofeos se los llevó Van Basten, un goleador con una clase infinita. Luis Suárez, el nueve del Barça, también ha completado unos buenos números en su reducida temporada: 25 goles y 21 asistencias en 43 partidos. En la Champions, la competición que mejor mide a los grandes jugadores, ha firmado 7 tantos en 10 encuentros, incluido el decisivo de la final. No sé si le llegará con esto, pero un buen comienzo goleador en el curso siguiente podría llevarle al podio del Balón de Oro. En la misma situación estaría Iniesta, elegido mejor jugador de la final de la Champions, aunque al manchego le falta gol para competir por este premio individual. Lo dicho, que el Barça aspire a otro triplete en la gala del Balón de Oro no es nada descabellado.

Facebooktwitterredditlinkedin