class="post-template-default single single-post postid-32052 single-format-standard header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Messi no es el Che Guevara ni el banquero del Barça

Facebooktwitterredditlinkedin

Ni es comunista ni tampoco el rey del capitalismo. Messi no es el Che Guevara ni el banquero del Barça. La portada de L’Equipe, con la imagen trucada del crack azulgrana en la que remeda la otrora mítica y simbólica del líder argentino-cubano revolucionario captada por el fotógrafo Alberto Korda en marzo de 1960, es impactante. Con ella, el diario francés trata de expresar que Messi, como capitán del Barça, lidera una rebaja de sueldo entre el primer equipo para que puedan cobrar el 100% el resto de trabajadores de la entidad, los sueldos más pequeños. Como en el caso de Amancio Ortega y sus cacareadas donaciones médicas, esa rebaja para Messi no significa nada, es pura calderilla, pero es muy importante para el que se ve privado momentáneamente de su pequeño sueldo y no tiene otros ingresos. Es un buen detalle, sin más, de la plantilla, en un ajuste necesario que deberán hacer todos los futbolistas y todas las empresas de este país, deportivas o no.

Desde que comenzó el confinamiento por el Coronavirus, parece que no había otra noticia futbolera en los medios de Madrid que no fuera el ERTE (expediente de regulación temporal de empleo) del Barça. También lo van a hacer el resto de clubes, incluido el Madrid, que dicen se resiste a ello por su saneada economía (¡ja!), como lo han hecho y lo van a hacer la gran mayoría, por no decir la totalidad, de los clubes de primer nivel. Los ingresos de la mayoría de estas entidades globales dependen de acuerdos comerciales cuya actividad se ha detenido por completo. Como en la mayoría de empresas en este país, tanto grandes como pequeñas, si no hay ingresos no se puede hacer frente a los pagos. El Barça presupuestó para esta campaña 2019-20 una cifra récord de 1.047 millones, cantidad inédita en un club deportivo. Es evidente que no podrá llegar a ella debido a la situación actual y lo que intenta hacer es adaptarse al nuevo escenario recortando gastos. El mayor de ellos, por supuesto, es el salario de los futbolistas del primer equipo. 

Messi hizo un comunicado el lunes en el que reflejaba esta situación: «Mucho se ha escrito y se ha dicho sobre el primer equipo del FC Barcelona en lo que se refiere a los sueldos de los jugadores durante este periodo de estado de alarma. Antes que nada,queremos aclarar que nuestra voluntad ha sido aplicar siempre una bajada del sueldo que percibimos, porque entendemos perfectamente que se trata de una situación excepcional y somos los primeros que SIEMPRE hemos ayudado al club cuando se nos ha pedido. Incluso muchas veces lo hemos hecho también por iniciativa propia en otros momentos que lo creímos necesario o importante. Por nuestra parte, ha llegado el momento de anunciar que, al margen de la rebaja de un 70% de nuestro sueldo durante el estado de alarma, vamos a hacer unas aportaciones también para que los empleados del club puedan cobrar el cien por cien de su sueldo mientras dure esta situación. Por ello no deja de sorprendernos que desde dentro del club hubiera quien tratara de ponernos bajo la lupa e intentara sumarnos presión para hacer algo que nosotros siempre tuvimos claro que haríamos. De hecho, si el acuerdo se ha demorado unos días es simplemente porque estábamos buscando una fórmula para ayudar al club y sus trabajadores en estos momentos tan difíciles«. Según el presidente Bartomeu, el ahorro serán «14 millones del salario neto del primer equipo y 2 millones del resto de equipos. En total, 16 millones de rebaja al mes. La bajada de ingresos afecta a todos los clubs y todas las empresas salvo las farmacias y las que aún pueden operar. Los grandes clubs son los que más sufren porque no dependemos solo de ticketing y derechos de TV sino también del negocio comercial en torno al club, con las tiendas y museos».

Como decía al principio, no es el Che Guevara ni un banquero, por más que sea el jugador que más cobra del mundo. Messi, aunque nació en Rosario como el líder revolucionario, sólo es el mejor futbolista que ha tenido el Barça en toda su historia y también el más importante. Desde que llegó con 13 años, su compromiso con el club en estos casi 20 años está más allá de toda duda razonable, al menos para la afición azulgrana. En Madrid, en cambio, llevan viéndole fuera del Barça más de una década (veáse portada de Marca arriba) y nunca acaba su pesadilla. Ya lo he dicho en algún otro post: Messi es más importante que Cruyff y más importante que Gamper, el fundador del club. Es imposible que los barcelonistas podamos agradecerle ni en varias vidas toda la alegría que nos ha dado en estos últimos 15 años. Esto es algo que en la capital no pueden (ni quieren, yo creo) entender. Messi se retirará del Barça cuando él quiera, pero ni siquiera entonces se irá del club. Porque ya nunca lo hará. Ni siquiera cuando muera. 

Facebooktwitterredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies