class="post-template-default single single-post postid-9095 single-format-standard header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Messi pone al Barça líder con 4 puntos de ventaja sobre Madrid y Atlético

Facebooktwitterredditlinkedin

Después de todas las críticas y dudas que ha despertado la composición de la plantilla azulgrana resulta que Messi pone al Barça líder con 4 puntos de ventaja sobre Madrid y Atlético a la tercera jornada. A ver cómo explican esto algunos de los tantos pesimistas con los que he hablado durante los últimos días. Ya sé que muchos dirán que esto es muy largo para aferrarse a su tesis de que hay que echar del club a Bartomeu y toda su directiva, además de todo el cuerpo técnico. Es lo mismo que diría yo, si fuera a la inversa y el Barça se hubiera dejado 4 puntos en 3 jornadas, que la Liga no es que sea muy larga, es que es larguísima. Ni el Barça la ha ganado ya en la jornada 3, ni el Madrid ni el Atlético la han perdido. Nadie puede saber a estas alturas quién la ganará, pero Valverde tiene jugadores de sobra para pelear por ella. De eso no tengo ninguna duda. Entre ellos, está el mejor del mundo y de la historia desde más de una década, que es Messi (5 goles y 3 palos en 3 partidos), acompañado por lo que todavía (pese a lo que dicen los madridistas) es la base de la Selección Española (Piqué, Busquets e Iniesta), más dos laterales que están en un gran estado de forma como son Alba y Semedo (muy aplaudido por su gran entrega y velocidad, cuando se suelte de verdad puede ser un gran espectáculo), más un Rakitic que no tiene nada que envidiar a su compatriota Modric (por cierto, al que en la capital echaron de menos ante el Levante), más dos extremos jóvenes como Dembélé y Deulofeu que darán mucho que hablar esta temporada, más el mejor killer que haya tenido el Barça en su historia, que es Luis Suárez.

Todavía le faltan cosas al equipo (más continuidad, más profundidad en ocasiones), pero en general me volvió a gustar el Barça. Goleó a un Espanyol superdefensivo (5-0) y desperdició por lo menos 4 o 5 ocasiones muy claras de aumentar ese marcador. Con Paulinho y Dembélé de inicio en el banquillo, el partido empezó con un dominio aparentemente anodino del Barça. Digo aparente, porque en realidad cansa mucho a los rivales: estos van y vienen con la idea de tapar huecos y líneas de pase y eso a la fuerza desgasta. El Espanyol estuvo bastante ordenado defensivamente hasta que llegó el primer gol de Messi, asistido por Rakitic. El argentino estaba en un fuera de juego claro cuando recibió del croata, pero la manera de acabar la jugada fue de genio absoluto, con pinceladas en el regate y en el remate. Casi a continuación combinó con Rakitic de nuevo y el 2-0 lo salvó Pau con un paradón. El portero perico, sin embargo, no pudo hacer nada cuando Alba se benefició de un rebote afortunado para asistir de nuevo a Messi. Espléndido toda la noche, excepto en un mal despeje que pudo costar un gol de Piatti, el lateral internacional dio la sentencia al partido al darle el tercero al argentino, que a partir de entonces no hizo casi otra cosa que buscar a su amigo Suárez para que no se fuera sin marcar.

Ese contundente 3-0 propició la entrada de Dembélé y Paulinho, los dos fichajes de este curso más caros y más controvertidos. El brasileño enseguida tomó los mandos del equipo como si llevara toda la vida haciéndolo. Es lo que dá la experiencia. A punto estuvo de marcar su primer gol. El francés, en cambio, buscó más agradar a un público entregado que otra cosa. Es normal. Aún es muy joven, pero dio su primera asistencia del curso, lo que yo más le voy a exigir. Fue en el 5-0, una jugada espectacular con la que concluía el derbi (antes había marcado Piqué de cabeza el cuarto) y que fue un tratado de cómo debe jugar el Barça cuando le presionan muy adelantado. Comenzó en Ter Stegen (porterazo con los pies y con las manos) pasó por André Gomes, se aceleró con Dembélé y concluyó con Luis Suárez. En cuatro toques, el Barça había fabricado un gol de bandera. Me gustaron los minutos que André Gomes suplió a Iniesta. Creo que incluso el portugués es recuperable para la causa porque es innegable que tiene calidad. Le falta poner más a menudo el nervio que le vimos contra el Espanyol. Lo dicho, no será la mejor plantilla posible, pero la del Barça es una plantilla para pelear por los títulos.

Aquí podéis comprar camisetas y cualquier artículo del FC BARCELONA

(Foto/Autor: Messi celebra uno de sus 3 goles/fcbarcelona.es)

Facebooktwitterredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies