class="post-template-default single single-post postid-6995 single-format-standard header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Messi volvió a darle una paliza a Guardiola: 4-0 al City

Facebooktwitterredditlinkedin

No tiene suerte Guardiola cuando regresa al Camp Nou. Le pasó con el Bayern (3-0) y ha vuelto a ocurrirle con el Manchester City (4-0). Messi volvió a darle una paliza. No me extraña que quiera llevárselo. ¿Quién no querría tenerle en su equipo? O a Neymar. O a Ter Stegen. Esta vez, en descargo del técnico, hay que decir que su City está aún en pañales. Tiene una idea y buenos jugadores, pero le falta rematar lo que apunta. Le costará, por ejemplo, adquirir ese colmillo competitivo que al Barça le sobra. Si no, no habría ganado tanto en los últimos años. Guardiola sabe cómo jugarle y hacerle daño al Barça. Con su experiencia en el club azulgrana, podría dar un máster sobre ello en cualquier universidad de fútbol. Pero contra lo que no encuentra ningún antídoto es contra sus estrellas: Messi y Neymar, sobre todo, que ya fueron autores de todos los goles azulgrana en aquella semifinal de 2015. Seguramente no hay técnico que haya alabado y glosado más la figura de Messi. Y seguramente, no haya nadie más desagradecido que el argentino, debe pensar. Porque Messi hizo tres goles, provocó un penalti que dejó tirar a Neymar (y que falló) y luego asistió al brasileño para que cerrara la goleada en un pase que pareció decir: anda, juegátela tú, que yo ya estoy cansado y me da la risa. El crack argentino acaba de volver de una lesión traicionera y que puede volver a molestarle durante la temporada. Se nota que aún no está al 100%, pero incluso así, al 60% o 70%, es mejor que el 99,9% de los futbolistas de este planeta.

Se presumía un partido muy limpio y aseado y resultó accidentadísimo y lleno de interrupciones. A los 7 minutos se lesionó Alba y entró Digne. A los 16, Messi aprovechó un resbalón de Fernandinho dentro del área para controlar un balón suelto y firmar el 1-0 con la tranquilidad del que ha hecho casi 500 goles en su carrera (47 en lo que llevamos en 2016). A los 27′ se lesionó Piqué y fue sustituido por Mathieu. La defensa la formaron a partir de entonces tres franceses, hecho inaudito en el Barça. Fue hasta que el árbitro expulsó al central de emergencia por doble amarilla (73′). Antes había sido su excompañero Bravo quien había visto roja directa (52′) por tocar el balón con las manos fuera del área tras una pifia en un pase tan gorda como la de Ter Stegen en Vigo. En la misma jugada se lesionó Zabaleta, que también tuvo que ser sustituido. 11 contra 10, el Barça hizo la diferencia tras dos perdidas de balón del City en su campo. En el primero, Messi soltó un latigazo desde fuera del área, similar al de Carles Pérez que unas horas antes había servido para derrotar también a los jóvenes citizens en la Youth League (1-0). Y en el segundo apenas tuvo que empujar la pelota tras un regalo de Suárez, feliz por hacer feliz a su gran amigo.

Las fuerzas se igualaron con la expusión de Mathieu y entonces apareció de nuevo Ter Stegen para frustrar a De Bruyne y Kolarov, como ya había hecho en la primera parte con Gundogan. Espero que tras este enfrentamiento del alemán contra Bravo, ya nadie piense que Guardiola se llevó al mejor portero azulgrana. El mejor del mundo en la próxima década está en el Barça y se llama Ter Stegen. Seguramente fallará en algún partido más. Y entonces habrá que recordar a los escépticos noches como ésta. No me gustó la segunda amarilla que recibió Mathieu. Un futbolista de su veteranía no puede cometer ese error, aunque sea ante Sterling, el jugador que con su desequilibrio más problemas causó al Barça. Debería aprender de su joven compatriota Umtiti, inexpugnable por alto y por bajo, que ha desplazado a todo un Mascherano a la banda derecha, recordándole sus viejos tiempos en el Liverpool de Rafa Benítez. Gran partido de Umtiti y bueno en general de todo el equipo, que seguirá como líder de grupo pase lo que pase en visita al City dentro de 13 días (1 de noviembre). Salvo catástrofe improbable, el Barça estará en la siguiente fase de la Champions. Y casi seguro como primero.

(Foto/Autor: Messi celebra uno de los goles de su hat-trick/fcbarcelona.es)

Facebooktwitterredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies