class="post-template-default single single-post postid-3725 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Messi y Neymar no quieren perderse la tercera final del Mundial en seis años

Facebooktwitterredditlinkedin

Messi y Neymar no quieren perderse la tercera final del Mundial que jugará el Barça en los últimos seis años. Yo creo que serán titulares. Ninguno de los dos estará al 100%, por supuesto, pero incluso al 50% los dos son mejores que sus teóricos sustitutos, Munir y Sergi Roberto. Si no me falla la intuición, el resto del equipo será el mismo de la semifinal ante el Guangzhou, incluido el portero. Si Luis Enrique ya puso a Bravo ante los chinos, no le va a dejar sin final. Ter Stegen, con 23 años, seguro que tendrá más oportunidades de jugar este torneo. Sobre todo, si tiene una larga carrera en el Barça. Me parece que las cartas de ambos equipos están sobre la mesa. River cederá el balón y esperará una contra o jugada a balón parado para hacer daño al Barça, que, como siempre, intentará mandar con la posesión. No os voy a engañar, sólo he visto un partido completo de River Plate, el de la semifinal contra Hiroshima. Si tuviera que juzgarle por ese único encuentro diría que me causó una muy pobre impresión.

Puede que, liberados de la presión y la ansiedad por alcanzar la final, los jugadores de River se suelten y den contra el Barça su verdadera dimensión como equipo. Porque es lo que todo el mundo destaca, que es un equipo por encima de figuras, que no las tiene, ya que las que ha fichado este año, Lucho González (ex del Oporto, entre otros) y Saviola (ex de Barça y Madrid), ya andan por los 34 años y no son titulares indiscutibles. A Ponzio, ex del Zaragoza, también le conocemos de sobra y Carlos Sánchez es una especie de Mascherano en uruguayo, muy peleón y combativo. Los dos tienen un gran oficio y sostienen al joven Kranevitter, que parece que jugará en el Atlético de Madrid. En la defensa y la portería River también cuenta con mucha experiencia y arriba el uruguayo Mora y el joven Alario (23 años) son buenos rematadores.

Espero de River una especie de Atlético de Simeone, construido desde la defensa, agazapado y esperando su oportunidad, pero también espero ver una buena versión del Barça, con la defensa adelantada y concentrada, los laterales profundos, la movilidad y el desborde de Iniesta, el aplomo de Rakitic en estos partidos y la contundencia del tridente, pese a que no esté al 100%. Si funcionara a pleno rendimiento, sinceramente, no tendría ninguna duda del triunfo azulgrana, por mucho que el fútbol sea, a veces, un deporte muy imprevisible. Pero es que estaría igual de convencido aunque se tratara de cualquier equipo europeo. Que Messi y Neymar estén mermados y que River presuma de tener un gran corazón iguala la final. El Barça deberá poner la misma intensidad para no perder. En cualquier caso, para mí, lo más importante, como decía la principio, es que el Barça jugará su tercera final del Mundial en los últimos seis años. Dos ya las ganó. Dicen que no hay dos sin tres.
(Foto/Autor: Suárez, Neymar y Messi/fcbarcelona.es)

Facebooktwitterredditlinkedin