class="post-template-default single single-post postid-31909 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Mil pases y 5-0 al Leganés: el Barça avanza a cuartos en Copa

Facebooktwitterredditlinkedin

Está vez los detractores del juego del Barça no tendrán muchos argumentos. Contra el Granada, los de Setién dieron más de mil pases y sólo ganaron 1-0, lo que generó mucha guasa y muchas críticas al sistema del nuevo técnico. Esta vez, ganando 5-0 no creo que piensen lo mismo, pero seguro que se inventan otra cosa para estar entretenidos. Para mí los dos partidos fueron parecidos. Esta vez hubo más acierto en el remate, pero nada más. Tampoco del rival se supo, lo cual también está bien, pues a Ter Stegen sólo le vimos parar un balón con algo de dificultad en el minuto 85, cuando ya el partido iba 4-0. Lo importante ahora es recuperar confianza, acelerar en la comprensión de lo que el técnico le pide a los jugadores y avanzar a cuartos de final en la Copa. En el sorteo de este viernes el Barça estará acompañado por Real Madrid, Valencia, Athletic, Real Sociedad, VillarrealGranada y el sorprendente Mirandés, que eliminó al Sevilla. Será un sorteo puro, así que puede tocar perfectamente un Clásico y habrá que seguir teniendo en cuenta que la eliminatoria será a un partido, por lo que la fortuna tendrá mucho que ver. No sería lo mismo jugarlo en el Camp Nou que fuera de su estadio, donde es innegable que el Barça está teniendo muchísimas más dificultades. El único que sabe que jugará otra vez en su estadio será el Mirandés. 

En casa el Barça de Valverde ya había hecho una manita al Betis (5-2), Valencia (5-2), Valladolid (5-1) y Mallorca (5-2). Esta vez la única diferencia es que el rival no marcó y eso es lo verdaderamente importante. Si no consigue mejorar defensivamente como equipo, el Barça lo tendrá muy crudo para aspirar a los títulos. Y para ello jugadores clave como Busquets no pueden permitirse el lujo de perder tantos balones, en zonas peligrosas, como hizo en la primera parte. Salió algo mejor de la presión el Barça, pero también rifó y perdió muchas pelotas ante la alta intensidad del Leganés, que otra cosa no hizo, pero correr y luchar no se le puede negar que lo hicieron desde el minuto 1 al 90. 

El mejor Barça fue el de la primera media hora, cuando estaba más fresco, porque el ritmo de balón fue evidentemente más alto y su presión más efectiva. Llegaron dos goles, uno de Griezmann, a pase de Semedo, en el minuto 3 y otro de Lenglet, en el 27, de córner, una rareza para los azulgrana. Entre medias, el VAR anuló otro tanto por un dudosillo fuera de juego. Ni siquiera pudimos ver la repetición de la jugada en parado. Ya en la segunda parte, a partir del 3-0, obra de Messi, el partido no tuvo otra historia que ver cuántos goles caían. Arthur, que salió empanado por Griezmann, marcó el cuarto tras un rechace y Messi completó la manita regateando a Cuéllar y marcando a puerta vacía tras una gran asistencia de Rakitic. Me gusta que Setién parece que está haciendo hincapié en una cosa básica: si se sincronizan un buen desmarque y un buen pase el fútbol puede llegar a ser muy fácil, además de muy bello. La cuestión, para mí, ni son los pases que se den, ni los goles que se marquen. Para mí un buen equipo es que se mueve en el campo de forma coordinada, tanto para atacar como para defender.

Contra el Leganés, vimos una mejora respecto a Mestalla, es evidente, pero creo que el partido no da para sacar mayores conclusiones que decir que el equipo progresa adecuadamente. Veremos hasta dónde puede llegar. Desde luego, le falta algo más de picante arriba. El joven Ansu Fati hace lo que puede (y no está mal aunque no marque), pero estoy deseando que reaparezca Dembélé. A ver si puede ser que no se lesione de aquí a final de temporada y por fin veamos una versión buena del extremo francés, porque el club parece que no fichará a nadie en este mercado de invierno. Si ya pensaba que la plantilla era muy corta en verano, ahora con la salida de Carles Pérez a la Roma, la de Aleñá al Betis y la de Todibo al Schalke, me parece que se queda alarmantemente corta. Ahora mismo sólo hay 19 jugadores y uno de ellos, Suárez, es baja de larga duración. No creo que haya ningún aspirante a ganar títulos en Europa que tenga una plantilla tan corta como la del Barça. Me parece un error grave de planificación y gestión y los principales responsables de ello son Abidal y Bartomeu

Facebooktwitterredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies