class="post-template-default single single-post postid-31699 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Nace otro tridente y el Barça pone velocidad de crucero: 0-3 en Eibar

Facebooktwitterredditlinkedin

Como en aquel lejano ya partido contra el Atlético de enero de 2015 (3-1), éste de Eibar quedará para la historia como el primero en el que marcaron juntos su tripleta de delanteros: primero fue Griezmann, luego Messi y, por último, Suárez. Con este 0-3 en Eibar oficialmente nace otro tridente y el Barça pone velocidad de crucero en la Liga, de la que se pone líder aunque sea por unas horas, hasta que el Madrid juegue en Mallorca, donde tendrá la obligación de ganar si no quiere verse privado del primer puesto. A estas alturas, poco o nada me importa el liderato. Lo importante es que el Barça, tras tocar fondo en Granada (2-0), se ha levantado como hacen los grandes, con 5 victorias consecutivas: 2-1 al Villarreal, 0-2 en Getafe, 2-1 al Inter, 4-0 al Sevilla y 0-3 en Eibar. Son 13 goles a favor y sólo 2 en contra. Es cierto que contra Inter y Sevilla hubo más dificultades atrás y Ter Stegen se vio obligado a intervenir a fondo, pero tanto en Eibar como en Getafe, dos campos donde suele sufrir mucho el equipo, el portero alemán tuvo partidos más que plácidos.  

El Barça basó su triunfo en una gran salida del balón desde atrás, algo que condenado al equipo de Valverde las últimas temporadas. Con Arthur y De Jong parece que empieza a resolver las dificultades que siempre encontraban los azulgranas en esta faceta del juego. Ni el brasileño ni el holandés, que venían de jugarlo todo con su selección, acabaron el partido. Fueron sustituidos por Vidal y Rakitic mediada la segunda parte. De Jong fue aplaudido por la afición rival cuando salió del campo, un premio a su gran actuación, sin duda. Como dice Valverde, es que no para durante todo el partido. Es como Xavi en su día, un conejito de duracell, pero con mayor radio de acción, porque aporta tanto en defensa como en ataque. Con el tiempo puede ser una incorporación que marque una época en el Barça. Siempre pensé lo mismo de Umtiti, que reaparecía después de muchos meses, y tuvo también una actuación espectacular, como si llevara haciéndolo con asiduidad todo este tiempo que ha estado de baja. 

Tampoco tengo ninguna duda del gran fichaje que ha sido Griezmann, pese a las dudas que siempre se generan en el entorno, la mayoría provocadas o alentadas desde Madrid. Que si no encaja en el sistema, que si no se lleva bien con Messi, que si no le querían en el vestuario, que si le cuesta integrarse….Tonterías. Ya vi su suplencia contra el Sevilla como un descanso. Y ahora con recuperación-sanción de Dembélé, creo que ambos franceses se alternarán en el costado izquierdo en esa doble función que significa tener que hacer de delantero en ataque y de centrocampista en defensa. El Barça se repliega en un 4-4-2 y eso obliga a Griezmann o Dembélé a hacer más trabajo y kilómetros que a Suárez y Messi, más liberados en labores defensivas. Pero eso compacta más al equipo en dos líneas a la hora de defender, hay menos espacios vulnerables y deja flotando la amenaza del inmediato contragolpe a los rivales. A la hora de atacar, sin embargo, Griezmann y Dembélé son delanteros. Así, en la primera parte, el primero recibió un gran pase de Lenglet a la espalda de la defensa del Eibar y se plantó solo ante Dimitrovic. Como llegó antes que Suárez y Messi, se la jugó y definió como un superclase: la primera que tenía el Barça, para dentro. Luego, ya en la segunda mitad, el francés asistiría a Messi en el 0-2 con un toque brillante dentro del área y, por último, puso al argentino mano a mano con el portero antes de que éste cediera el gol a Suárez en el 0-3. Partido resuelto. Falta que este tridente se afine un poco más, pero no tengo dudas de que lo hará a medida que jueguen juntos. Los 3 saben jugar al fútbol y los 3 tienen mucho gol. Son pura dinamita. Con un Messi un poco más rodado, el partido habría acabado en goleada ya en la primera parte. Ojalá estemos en el principio de otra arma de destrucción masiva como fue aquella que formaron Neymar, Suárez y Messi. El tiempo lo dirá. 

El tridente celebra uno de los goles/fcbarcelona.es

Facebooktwitterredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies