class="post-template-default single single-post postid-7904 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Neymar, Arda, Iniesta y Suárez ya creen en la remontada

Facebooktwitterredditlinkedin

Son los primeros, pero no tengo ninguna duda de que a medida que se acerque el partido se unirán todos sus compañeros. Neymar, Arda, Iniesta y Suárez ya creen en la remontada ante el PSG. «Mientras haya un 1% de posibilidades tendré un 99% de fe», escribió el brasileño en sus redes sociales. «Aún no se acabó…», puso el turco. «Creer y creer, siempre», se unió el capitán. El delantero uruguayo se extendió más y se atrevió incluso con algo ya de estrategia: «Somos conscientes de que estamos obligados a salir a ganar desde el calentamiento. Hay que autoconvencerse de dar vuelta a esa situación. Hacer dos goles primeros en los primeros 20 o 45 minutos puede cambiar el ánimo de la gente. Con su apoyo y nosotros haciendo nuestro trabajo, lo podemos lograr”.

Los cuatro acaban de poner la primera piedra para que el milagro se produzca. Todos sabemos que es muy improbable que ocurra, pero no es imposible, porque en fútbol ya sabemos que no hay nada imposible. El Liverpool le ganó una final de Champions al Milán de Maldini, Seedorf, Kaká y Shevchenko que perdía al descanso por 3-0. Un año antes ese mismo Milán campeón de Europa había sucumbido por 4-0 en Riazor contra el Deportivo después de un 4-1 en la ida. En la última década de hegemonía de Messi, el Barça le ha hecho 4 goles, sin recibir ninguno, además de al Madrid, al Bayern, al Milán, al Ajax, al Manchester City y al Borussia Monchengladbach, y le ha metido 7 al Celtic y al Bayer Leverkusen, 6 a la Roma y 5 al Panathinaikos, Levski Sofia, Basilea y Bate Borisov. 

Para intentar el milagro lo primero que hay que hacer es creer, como empiezan a hacer los jugadores y parte de la afición. Lo segundo es que en los 4 partidos que faltan para la vuelta contra el PSG, el equipo se concentre al máximo para dar la mejor versión de sí mismo. Hay un precedente cercano y es la reacción que tuvo tras el abril negro del año pasado, cuando logró un parcial de 26-0, sumados los cinco últimos partidos de Liga y la final de Copa. Y lo tercero es que en el Camp Nou se cree un ambiente de pánico escénico para el rival. El Barça no tiene nada que perder ya. Lo tiene todo perdido. Así que lo único que debe hacer es atacar, atacar y atacar hasta que las fuerzas o la realidad le hagan desistir. Y eso es lo mejor que sabe hacer. Pocos rivales hay que puedan parar a un Barça desatado. Si no me equivoco, el Leganés puede sufrir ya este domingo el primer ensayo de remontada.

Facebooktwitterredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies