class="post-template-default single single-post postid-6493 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Neymar impulsará al tridente a superar los 131 goles esta temporada

Facebooktwitterredditlinkedin

Luis Suárez se perdió el primer tercio de la temporada 2014-2015 por la sanción de la FIFA como castigo a su mordisco a Chiellini durante el Mundial de Brasil. Aun así, el uruguayo terminó el curso con 25 goles y contribuyó a los 122 tantos que sumó el tridente (58 de Messi y 39 de Neymar). La campaña pasada fue Messi quien se ausentó más de dos meses debido a una lesión. Tras recuperarse, el argentino llegó a 41 tantos, que sumados a los 31 de Neymar y a los 59 de Suárez, dieron un total de 131 dianas. ¿Será capaz el tridente de superarse? Si no hay lesiones por medio, yo creo que sí. A pesar de que se perderá los cuatro primeros partidos de la temporada (los dos de la Supercopa y los dos primeros de Liga), creo que esta vez será Neymar el que impulsará al tridente a batir esos 131 goles. De momento, en su ausencia, Suárez (4) y Messi (3) siguen manteniendo esa gran media de más de dos por partido oficial.

Una de las mejores versiones de Messi es la que se vio después de colgarse el oro en los Juegos de Pekín de 2008. Cuando Neymar regrese de Brasil (7 de septiembre), se reencontrará con sus amigos (el último partido que jugaron juntos fue la final de Copa del 22 de mayo) e iniciará la que será su cuarta temporada en el Barça. Tras un primer curso de duro aterrizaje, su explosión llegó en el segundo y se mantuvo en el tercero, a pesar de que bajara levemente su producción goleadora. Con 24 años, una medalla de oro y su reciente renovación bajo el brazo, le llega el momento de demostrar a todo el mundo que puede ser el relevo de Messi cuando llegue su inevitable declive. Es su reto esta temporada. Durante los Juegos de Río ha asumido toda la presión y ha salido triunfante, liderando y marcando con Brasil en cuartos, semifinales y final, además de transformar el penalti decisivo que dio el título a su país. Neymar jamás se esconde ni rehuye su responsabilidad.

En el Barça también ha dado sobradas muestras de su gran personalidad y liderazgo, pero es lógico que todavía rinda pleitesía a Messi, igual que Suárez. Desde que los tres coinciden en el equipo azulgrana, el argentino ha marcado 102 goles, por 88 del uruguayo y 70 del brasileño. A pesar de los 131 goles que consiguieron la temporada pasada y que supusieron 4 trofeos para la entidad (Liga, Copa, Supercopa de Europa y Mundial) ninguno de los tres opta a ser mejor jugador de la UEFA, distinción para la que han sido elegidos Ronaldo, Bale y Griezmann. Para mí, pese a que no levantó ningún título, quien más lo merece de los tres es el francés, que ya fue el mejor jugador de la Eurocopa. Ya en dicho en numerosas ocasiones que los premios indiviuales en el fútbol sólo sirven para entretener las discusiones de los aficionados y para decorar las casas de quienes los reciben. Para poco más. El problema de todas estas peleas bizantinas está en el origen de las elecciones: para algunos premios votan los periodistas, para otros los expertos, en otros los profesionales y en otros los aficionados o un algoritmo matemático, como ocurrió en la reciente Eurocopa. De ahí el batiburrillo difícil de comprender que se produce. Los criterios cambian tanto como el personal que tiene que elegir. Sólo así se explica que no haya ningún integrante de un tridente que mete más goles que nadie en Europa en la terna de finalistas.

(Foto/Autor: Suárez, Messi y Neymar con la Champions 2015/fcbarcelona.es)

Facebooktwitterredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies