class="post-template-default single single-post postid-4153 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Neymar no encontrará otro equipo ni otro estadio donde se lo pase tan bien

Facebooktwitterredditlinkedin

Un amigo de facebook me preguntaba hace un par de días si sabía algo de lo de Neymar y el PSG. Le contesté que, para mí, que un equipo quisiera fichar a Neymar no era noticia. Que la noticia sería que alguien no quisiera contar con el brasileño, ahora mismo el tercer (para mí el segundo) futbolista mejor del mundo. Un día será el PSG, otro el Real Madrid y al siguiente el City, el United o el Chelsea los que presuntamente llamen a su puerta. En realidad hay muy pocos clubes en el mundo (los mencionados más el Bayern quizá) que pudieran primero convencer al jugador, luego pagar el mayor traspaso hasta la fecha (muy superior a los 100 millones de Bale o Cristiano) y más tarde asumir su ficha anual como uno de los dos o tres futbolistas mejor pagados. No creo, y así se lo dije a mi amigo, que se vaya del Barça en los tres o cuatro próximos años. Luego, ya veremos. Y de una cosa estoy completamente seguro: Neymar no encontrará otro equipo ni otro estadio donde se lo pase tan bien y donde su juego sea tan apreciado.

Neymar no es Robinho. Neymar quiere ganar el Balón de Oro. Y para ello no podrá irse a Francia, una liga menor para el mundo. Hace 25 años que un jugador de la liga francesa no gana el Balón de Oro. Desde Papin (Olympique de Marsella) en 1991. Desde entonces hasta ahora, salvo Sammer (1996, con el Dortmund), Owen (2001, con el Liverpool) y Cristiano (2008, con el United), los triunfadores del Balón de Oro han salido de la Liga española (Barça o Madrid, claro) y de la liga italiana. Los grandes clubes de Italia están ahora mismo en crisis y no pueden competir por las grandes piezas del mercado. Y su competición, lastrada por el tacticismo y la preparación física, también ha perdido mucho atractivo. Descartado el calcio, el oro de la Premier tampoco ha seducido nunca a los brasileños de primer nivel.

Ronaldinho, Kaká, Ronaldo, Rivaldo y Romario, los mejores de los últimos años, nunca jugaron en Inglaterra. Aunque Coutinho está destacando en el Liverpool y Oscar lleva tiempo a buen nivel en el Chelsea, me parece que allí el fútbol de Neymar, y de los brasileños en general, sobre todo el de los artistas, no tiene tanto tirón. Aunque haya cambiado mucho en los últimos años, todavía valoran el músculo, el salto y la lucha más que la filigrana. En el banquillo del Manchester United está ahora Van Gaal, que precisamente no le hizo la vida feliz a Rivaldo en el Barça y en el del Chelsea hay un interino, Hiddink, tras el despido de Mourinho. Si Neymar le preguntase a su amigo Robinho no creo que le aconsejase fichar por el City, así que, ¿qué le queda? ¿el Madrid? Le ofrecía más dinero y lo rechazó antes de fichar por el Barça. Ahora está en manos de Zidane, pero, si sale mal, mañana puede volver Capello. Además, con la sanción de la FIFA, no se sabe ni cuándo ni cómo ni qué podrá fichar. ¿Dónde jugaría Neymar en el Madrid? ¿En el puesto de Cristiano? Si ni siquiera pueden hacerle sitio a James, que les costó 80 millones de euros. No. Si es sensato, como creo, Neymar no se moverá del Camp Nou, al menos de momento. Sólo hace falta verle durante un partido y escuchar la admiración del estadio en alguna de sus jugadas para saber que no cambiará su segura felicidad presente por otra de momento incierta, por mucho que esté mejor pagada.

(Foto/Autor: Neymar se abraza a Suárez y Messi tras un gol/fcbarcelona.es)

Facebooktwitterredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies