class="post-template-default single single-post postid-31845 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Otro baño del Madrid que acaba 0-0

Facebooktwitterredditlinkedin

«Sin gol y sin suerte», titulaba Marca. «Varapalo», lo calificaba AS. La Prensa de Madrid insiste en la tesis de su entrenador, Zidane, que a su equipo no le falta nada más que un poco de suerte para arrasar a sus rivales. Tras el Clásico, por prensa, radio y televisión no se escuchó otra cosa que el Madrid le había dado un baño al Barcelona. Un baño que había terminado 0-0, como este del Athletic (0-0), y que en ambos casos se trata de una gran falacia. No hubo tal baño en ninguno de los dos duelos. Tanto Barça como Athletic, con un poco de suerte en contra, podrían haber perdido el partido, pero tanto el  Barça como el Athletic, con algo de fortuna a favor, podrían también haberse llevado los 3 puntos. De toda la vida, un baño se ha producido cuando un equipo gana por 4 o 5 goles a su rival, pero ahora resulta que también se puede ver cuando uno empata a cero. Ya he dicho muchas veces que el fútbol, como dice Del Bosque, acepta las miradas y explicaciones de lo más variopintas, pero esta sin duda es una de las que más. Y lo más grave es que la gente se las cree.  

Insisto que para mí los dos encuentros (aunque también se podría meter el 1-1 de Valencia, empatado fuera de tiempo por los blancos) fueron más igualados de lo que los madridistas, quizá jaleados por sus altavoces, se creen. El Madrid ahora tiene más el balón en campo contrario y valora más la posesión, pero luego su dominio se traduce muchas veces en millones de centros laterales que casi nunca tienen rematador. Contra el Barça y el Athletic tuvieron sus opciones de triunfo, claro, pero el rival las tuvo también cuando sorteó la presión adelantada, que es ahora el mantra en el que basa su juego. Eso no es ningún baño.

Por cierto, vi el partido del Athletic y Garitano jugó con 3 centrales, una opción que el Barça debería quizá plantearse más a menudo, sobre todo viendo la categoría de Piqué, Lenglet y Umtiti. Me parece que como Valverde habrá visto el partido de su equipo del alma en el Bernabéu seguro que ha tomado buena nota. El Madrid pegó 3 palos y tuvo alguna ocasión más, pero el Athletic también gozó de buenas oportunidades aprovechando los espacios, exactamente igual que suele hacer el Barça en sus visitas al estadio madridista. Si uno lee, ve o escucha un programa deportivo, la impresión que se lleva es que el Madrid de Zidane lo va a ganar todo en 2020 y el Barça está abocado, como siempre, al fracaso, pero la única realidad es que en 2019 el único que ganó un título es el equipo azulgrana, que además lideró la Liga con puño de hierro en 31 de las 39 jornadas que se han disputado. El Madrid, por su parte, se va de vacaciones a 2 puntos del Barça en una Liga donde sólo ha ganado a 2 de los 10 primeros de la tabla (Sevilla, por 0-1 y Real Sociedad por 3-1). Contra Villarreal, Atlético, Valencia, Barcelona y Athletic no ha pasado del empate. Y si miramos a la Champions, tampoco fue capaz de ganar en el doble enfrentamiento contra el PSG, el rival más potente del grupo, lo que le ha condenado a jugar unos octavos de final más difíciles contra el Manchester City. Desde luego, no va a ser este blog el que saque del guindo a los madridistas, pero si siguen creyendo en baños que acaban 0-0 igual terminan haciéndolo en Papa Noel, los Reyes Magos y demás. Si es así, peor para ellos y mucho mejor para el Barça. 

Facebooktwitterredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies