class="post-template-default single single-post postid-1651 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Pedro obligará a mirar a la cantera y eso es muy bueno

Facebooktwitterredditlinkedin

Ya es oficial: Pedro abandona definitivamente el Barça para fichar por el Chelsea de Mourinho. El pasado 4 de mayo, antes de que se conquistase ningún título, ya dije en este blog que «Pedro no tenía más remedio que irse porque no tenía sitio» en el equipo. Tras el gol frente al Sevilla en la Supercopa de Europa escribí que «Pedro se ganaba despedirse a lo Xavi tras su último servicio» al club (12 de agosto) y al día siguiente, vista la polémica que hubo con su suplencia en Tblisi publiqué que la salida de «Pedro sólo dependía del precio del traspaso«. Los títulos de los tres artículos (los pueden leer si les apetece) resumen lo que pienso del caso Pedro. Su salida, unida a la sanción de la FIFA, deja al equipo mermado de efectivos y obligará a mirar a la cantera. Eso históricamente siempre ha sido muy bueno para el club.

Aunque no sea el momento ideal para abandonar el barco, Pedro está en su derecho de irse en busca de los minutos que el tridente le niega de forma sistemática. Todo un campeón del mundo, con 20 títulos, incluidos dos tripletes y un sextete, y 99 goles con el Barça, no puede estar penando en el banquillo. Pero creo que hasta el mismo Pedro reconoce que no puede competir con Messi, Luis Suárez y Neymar por un puesto de titular. Su último servicio al club, después de otros innumerables (fue decisivo el segundo año de Guardiola, marcó el primer gol de la final de Champions de 2011 y acaba de darnos la última Supercopa) será dejar en caja 27 millones de euros, más tres en variables. El Barça podrá destinarlos a encontrarle un sustituto, posiblemente Nolito, el extremo del Celta. Nolito ya estuvo a las órdenes de Luis Enrique en el Barça B, donde era uno de los destacados, y debutó con Guardiola en el primer equipo. Por el precio que se maneja (su cláusula es de 18 millones) y por el rendimiento que puede dar me parecería un acierto de fichaje. Lo malo es que no podría jugar hasta enero, al igual que Arda y Aleix Vidal. Como no necesitaría adaptarse al sistema de Luis Enrique y como el jugador ya ha manifestado su deseo de irse al Barça, creo que no habrá fichaje hasta el próximo mercado invernal. Es mejor que siga jugando en el Celta hasta entonces.

La portería y la defensa parecen bien cubiertas, pero el Barça se queda ahora un poco corto de efectivos en la media y la delantera, sin más recambios del equipo titular que cuatro canteranos. Rafinha y Sergi Roberto ya están hechos como jugadores, pero a Munir y Sandro aún les falta. El Barça necesita que exploten ya. Los dos van a tener que asumir mucha responsabilidad en los próximos cuatro meses. Tanto a Deulofeu como a Adama les ha faltado un poco de paciencia. Para cumplir ese rol de suplente o revulsivo yo prefiero a un veterano como Nolito, que cumplirá 29 años en octubre, pero para los dos había una gran oportunidad para destacar e instalarse en el equipo. Como en su día hizo Pedro, abriéndose hueco entre Messi, Ibrahimovic y Henry, que tampoco era sencillo.
(Foto/Autor: Pedro marca el gol decisivo en la Supercopa de Europa/www.Pedro17.com)

Facebooktwitterredditlinkedin