class="post-template-default single single-post postid-9941 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Piqué y Sergi Roberto renuevan: el modelo de éxito está asegurado

Facebooktwitterredditlinkedin

Cada vez que el Barça ficha al Neymar o el Coutinho de turno, desde Madrid no hacen otra cosa que cuestionar el modelo azulgrana. Los voceros y seguidores del equipo blanco empiezan a decir entonces que el Barça apuesta más por la cartera que por la cantera. Ahora que Piqué y Sergi Roberto renuevan hasta 2022 (cláusula de 500 millones para los dos) mirarán hacia otro lado, pero supongo que de nuevo sacarán su argumento con las posibles salidas de Deulofeu, Rafinha y Aleix Vidal. Ni caso. Su única preocupación es menospreciar un modelo de éxito que se repite desde la época de Cruyff, aunque algunos dicen que mucho antes. Lo repito por enésima vez porque muchos no se enteran: el modelo del Barça es conjugar los mejores talentos de la cantera con los mejores jugadores del mercado, así de simple. Así fue en la época de Cruyff, con Guardiola y Laudrup, Koeman o Stoitchkov; en la época de Van Gaal, con Xavi y Puyol, además de su guardia pretoriana holandesa y Rivaldo; en la época de Rijkaard, con Valdés, Iniesta y Messi, más los Ronaldinho, Etoo, Deco y compañía; y, ya más en la actualidad, en las épocas de Guardiola y Luis Enrique con la aportación de Piqué, Busquets, Sergi Roberto o Alba, unidas a las de anteriores generaciones y a contrataciones estelares como las de Ibrahimovic, SuárezNeymar o Coutinho.

El modelo no es que haya más o menos canteranos en el equipo titular y en la plantilla. Lo pertinente es que la base sea gente de la casa. Ahora los que más veces se ponen el brazalete de capitán son Messi e Iniesta. Pronto lo serán Piqué y Busquets y en el futuro serán Alba, Sergi Roberto y Aleñá, por ejemplo. Lo que hay a su alrededor puede ir cambiando más o menos, pero ellos son el cordón umbilical que une el equipo a la afición. Porque lo importante es que estos jugadores sienten el club como propio, como si fueran un hincha más. Y son los encargados de transmitir los valores del Barça. Esa fidelidad siempre ha sido muy bien premiada por la entidad, desde la época de Guardiola como jugador, a Puyol y Xavi, a Messi, por supuesto, hasta llegar a todos los que están ahora en el primer equipo. La mayoría tuvieron opciones de irse en algún momento de sus carreras y si no lo hicieron o no lo hacen es porque, primero, se sienten muy valorados, y, segundo, creo que intuyen que en ningún sitio van a estar mejor que en su propia casa, defendiendo unos colores y un tipo de juego que sienten desde pequeños.

Esto no significa que todos puedan o quieran quedarse. Pedro o Thiago, por ejemplo, decidieron irse para tener más protagonismo, porque podrían estar perfectamente en la actual plantilla. Otros como Rafinha (como le pasó a Motta, un jugador que a mí me encantaba cuando entró con Rijkaard), han demostrado ya que tienen un sitio, pero las continuas lesiones les impiden estabilizarse en el equipo. A veces es el Barça el que no puede esperar a que triunfe un canterano, a veces es el jugador el que no tiene la paciencia necesaria (no todos aguantan lo de Sergi Roberto) y a veces simplemente es que la competencia que hay es tan brutal que ni el club ni el jugador se sienten con las fuerzas para intentarlo. Puede que Deulofeu explote sus grandes condiciones en otro club que le considere una estrella, puede que Rafinha supere esa fragilidad en sus rodillas para tener más continuidad en otro sitio y puede que Aleix Vidal vuelva a ser el jugador que vino del Sevilla, pleno de potencia y confianza. Pero todos, en mayor o menor medida, han tenido sus oportunidades y no creo que nadie los eche de menos si terminan marchándose. Lo de los canteranos es casi un proceso de selección natural en el Barça: sólo triunfan los mejores. Y por esos mejores se apuesta siempre.

Facebooktwitterredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies