class="post-template-default single single-post postid-32360 single-format-standard header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Pleno del Barça: espuela brutal de Griezmann, Braithwaite hace de Larsson y Dembélé despega

Facebooktwitterredditlinkedin

Sin Ter Stegen ni Messi (además de Coutinho), que se quedaron en Barcelona descansando, sin Piqué, Sergi Roberto ni Ansu Fati, todos lesionados de larga duración, el pleno del Barça en esta Champions es único, 15 de 15 puntos. Ningún otro equipo ha ganado los 5 primeros partidos. Esto no quiere decir que el Barça vaya a ganar esta Champions. Simplemente dice que el equipo de Koeman ha sido el mejor en esta primera fase hasta ahora. Queda sólo el último partido del grupo, el próximo martes ante la Juventus. Incluso perdiendo por una diferencia de 1 gol, sea el resultado que sea, el Barça iría al sorteo de octavos como primero de grupo. En cambio, el Madrid ha perdido los 2 partidos contra el Shakhtar de forma merecida, ha empatado otro de forma milagrosa contra el Mönchengladbach, le ganó los 2 al Inter, sí, pero el primero de forma apurada y el último contra diez adversarios, y se jugará su pase contra los alemanes en la última jornada: si gana se clasificará, si empata dependerá de lo que haga el Shakhtar y si pierde podría incluso quedarse fuera de la Europa League, el peor de los escenarios. La diferencia con el Barça me parece que está meridianamente clara. La tercera goleada seguida de los de Koeman (0-4 al Dinamo, 4-0 a Osasuna, 0-3 al Ferencvaros) nos deja, sobre todo, tres grandes noticias: la espuela brutal de Griezmann, la certeza de que Braithwaite puede hacer de Larsson y el despegue de Dembélé. Vayamos por partes. 

Griezmann capitaneó una primera parte fabulosa del Barça, quizá la mejor hasta ahora del equipo. Bien secundado por el resto del once, que quizá a excepción de Trincao, realizó también un juego soberbio, rápido, dinámico y contundente, el francés culminó un tuya-mía de Alba y Dembélé con un remate de espuela que se coló entre las piernas del portero para hacer el primer gol. Griezmann lleva 3 jornadas seguidas marcando golazos al Dinamo, Osasuna y Ferencvaros. Casi a continuación, otro gran centro de Dembélé, fue rematado por Braithwaite al más puro estilo Larsson, como si fuera el nueve que lleva reclamando Koeman desde el principio de temporada. Recordad que el propio Larsson forma parte del cuerpo técnico y que es muy probable que haya estando dando muy buenos consejos al danés. Para mí, Braithwaite no tiene tanto instinto como demostró el sueco en lo poco que jugó en el Barça, pero es cierto que su manera de jugar, siempre al 200%, me recuerda mucho a este gran nueve que triunfó en el Barça de Rijkaard.

Braithwaite forzó luego un penalti a pase de Pjanic (otro futbolista que me parece que juega como los ángeles y que le da una rapidez al toque del Barça desconocida desde la época de Guardiola) y se lo dejó tirar a Dembélé, quizá una forma de agradecerle el caramelo del segundo tanto. Dembélé lo tiró muy seguro y dejó el partido visto para sentencia con más de una hora por jugarse. La exhibición de esa primera media hora de juego eléctrico y al primer toque tardará en olvidarse de nuestras retinas. Ahora sólo falta que este buen fútbol se traslade a la Liga en forma de varias victorias consecutivas y ante rivales de mayor fuste, pero el camino está trazado y lo que se intuye desde el principio de temporada es que el equipo intenta acercarse lo más posible a esta buena versión del Barça. 

En la segunda parte, Koeman empezó a pensar más en el Cádiz que en el Ferencvaros y el equipo, también. Las ocasiones siguieron goteando, sobre todo a través de un Dembélé desencadenado, que acabó como capitán del equipo, eso sí, con el brazalete al revés, todo un detalle de su personalidad. ¡Qué gran jugador sería si las lesiones le hubieran respetado en estos últimos 3 años! Sus arrancadas recuerdan a veces las de Ronaldo (el brasileño), porque son pura potencia y rapidez. No tiene la claridad para culminarlas de la misma forma, pero tiene bastante gol y, ya digo, si no se lesiona, me parece que será muy importante esta temporada. Riqui Puig y Aleñá volvieron a dejar en la última media hora buenos detalles y también le confirmaron a Koeman que puede tirar de ellos en cualquier momento, si hace falta, así que sólo cabe esperar que este triunfo plácido y contundente tenga continuidad en los siguientes encuentros. 

(Braithwaite, Dembélé y Griezmann celebran uno de los goles/fcbarcelona.es)

Facebooktwitterredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies