class="post-template-default single single-post postid-31859 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Punto para ser Campeón de Invierno antes de la Supercopa

Facebooktwitterredditlinkedin

La Liga vuelve a apretarse. El Barça empató (2-2) en Cornellà ante el Espanyol, un punto que le sirve para ser Campeón de Invierno antes de viajar a Arabia Saudí para disputar la Supercopa de España. Terminar la primera vuelta en primer lugar no garantiza, por supuesto, ganar la Liga, pero el Barça, según Mister Chip, ha levantado 12 de las últimas 14 ediciones en las que fue Campeón de Invierno. Sólo falló en la campaña 2013-14 (Atlético) y en 2006-07 (Real Madrid) y ambas por muy poco. Ahora Barça y Madrid vuelven a estar empatados a 40 puntos, con Atletico y Sevilla también igualados a 35 y ambos con opciones reales de meterse en la pelea de los dos grandes. Para mí la Supercopa es un título tan honorífico como este campeonato de invierno, aunque se trate de un trofeo oficial. Por si no lo sabéis, el Barça jugará el jueves 9 contra el Atlético y el Madrid lo hará contra el Valencia un día antes. Los ganadores disputarán la final el próximo domingo día 12. Tanto si la gana como si la pierde, ni voy a celebrar en exceso ni a enfadarme demasiado. Es una competición que ahora no tiene absolutamente ningún sentido. Como estaba antes, como aperitivo de la competición oficial, en el verano, tenía algo de atractivo, pero ahora, cuando todavía queda lo más gordo de los 3 mejores trofeos, sólo sirve para cargar las piernas de los jugadores y para perder el tiempo. Aún ganando el trofeo, si pierdes a algún jugador importante, puede incluso no merecer la pena. En fin, que veré los partidos, por supuesto, como siempre, pero con el ánimo que se contempla un trofeo de verano. Poco más. Hay más a perder que a ganar en ese torneo. Con que vuelvan todos sanos me conformo. 

Por lo demás, este 2-2 ante el Espanyol se explica solo con hacer mención a que el árbitro del encuentro era Del Cerro Grande, del colegio madrileño para más señas. De Jong hizo dos faltitas en 10 minutos y fue expulsado con doble amarilla en el minuto 74. Un poco antes, Javi López, que también tenía una merecidísima amarilla, le hizo una dura falta por detrás a Luis Suárez y no vio cartulina. Como en el caso de Anoeta, dos acciones similares, con pocos minutos entre ellas, y resueltas de distinto modo. Los árbitros madrileños se las gastan así. Creo que no se puede echar a nadie de un campo de fútbol por dos acciones como las que hizo De Jong. Javi López se equivoca de la misma manera que el holandés y no terminó en la calle. Antes de esa expulsión, el partido iba 1-2 y se encaminaba creo a una clara victoria azulgrana, por más que el Espanyol no se hubiese rendido aún. Suárez fue el hombre del partido, porque había metido, al comienzo de la segunda parte, el gol que empataba el de David López en la primera, un golazo a pase de Alba. Luego, el uruguayo había asistido con el exterior del pie para que Arturo Vidal hiciera el segundo. Sin embargo, Suárez fallaría dos ocasiones clarísimas para hacer el tercero, la primera tras una mágica conducción y asistencia preciosa de Messi (otra vez poco activo y perdiendo muchos balones) y la otra al fallar un globo que le tiró a Diego López. Esta última acción llegó un minuto antes del empate final de Wu Lei. Por cierto, en este gol (no así en el primero), quizá Neto pudo hacer algo más. 

Es la tercera vez que el Barça repite el mismo desarrollo de partido: gol inicial del rival, remontada en la segunda parte, y empate al final. Ya pasó contra Osasuna (2-2) y contra la Real Sociedad (2-2). Sigue la tendencia de toda la temporada a no cerrar los encuentros cuando los tiene a favor y a conceder demasiado goles, casi el doble que Madrid o Atlético. La verdad es que en esta ocasión, la eficacia del Espanyol fue soberbia, pues apenas sí tuvo 3 ocasiones y metió 2. Sin embargo, los de Valverde sólo han dejado su  portería a cero en 7 partidos esta temporada y en muchos de ellos (Dortmund, Slavia, Atlético o Real Madrid) fue pura casualidad. Si no recupera una mayor solvencia defensiva será casi imposible o directamente milagroso que consiga ganar algún título. 

De Jong, Vidal y Suárez, los protagonistas del partido/fcbarcelona.es

Facebooktwitterredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies