class="post-template-default single single-post postid-7133 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Puyol se reencarna en Umtiti

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

La foto trucada de arriba circula con profusión en las redes sociales. Recientemente Rafinha la popularizó en una cena del primer equipo. En ella Puyol se reencarna en Umtiti. Aunque si fuera un careta daría miedo en Halloween, la imagen ha triunfado porque el francés se ha ganado a la afición azulgrana. Su mezcla de calidad, ímpetu y concentración, características que adornaban al excapitán azulgrana, ha cautivado en el Camp Nou. Su fichaje causó sorpresa porque era un desconocido para el gran público, que prefería a otros nombres que habían sonado mucho en el pasado como Thiago Silva, Marquinhos, Laporte o David Luiz. A contracorriente de la opinión general, fue el elegido por Robert para apuntalar el centro de la defensa. Para mí, es su primer gran tanto como secretario técnico, porque es el mejor central que ha fichado el Barça desde Piqué. Y van unos cuantos: Martín Cáceres, Chygrynskiy, Mathieu y Vermaelen.

En los últimos años, tampoco han cuajado ninguno de los proyectos que había en la cantera (Botía, Fontás, Muniesa, Sergi Gómez y Bartra), así que se entiende bien la aceptación general que ha tenido este fichaje, muy necesario al tratarse de un puesto clave en el equipo. Cuando el Barça cambió a Bartra por Umtiti perdiendo 17 millones de euros en las transacciones (8 de la venta al Dortmund por 25 de la compra al Olympique de Lyon) muchos pensaron que en la dirección técnica se habían vuelto locos. Pero han bastado ocho partidos para que haya casi total unanimidad en que por fin el club parece haber dado con un central zurdo de gran categoría y un largo recorrido, viejo anhelo que data de la época de Rijkaard, cuando se fichó a Milito.

Umtiti reúne todas las condiciones que hay que tener para ser defensa central del Barça. No le quema el balón. Al contrario, siempre sabe lo que hacer con él. Contra el Granada dio un total de 115 pases buenos de los 120 que intentó. En la Eurocopa ya hizo algo parecido y lo reflejé en este blog. El francés es muy tranquilo y no se asusta por tener que defender en un páramo, con 40 metros a su espalda, porque es bastante rápido. Está siempre metido en el partido. Anticipa muy bien, sobre todo de cabeza. No se complica y tiene buena colocación. También es contundente cuando tiene que serlo. Desde que debutara en la Supercopa contra el Sevilla, no hace más que dar muestras de su gran solvencia. Ha jugado 8 partidos y el Barça ha ganado los 8. En 4 de ellos el equipo dejó la puerta a cero y sólo recibió 5 goles contra el Betis (2), Leganés (1) y Valencia (2). Además 2 de esos 5 tantos llegaron de falta directa. Si no es Puyol, al menos lo parece.

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies