class="post-template-default single single-post postid-1676 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Rafinha como ejemplo del supuesto ocaso de la Masía

Facebooktwitterredditlinkedin

Mientras Neymar termina de recuperarse de sus paperas, Rafinha parece el mejor colocado para acompañar a Messi y Luis Suárez en el tridente de ataque que Luis Enrique presentará en San Mamés. Según Marca, la salida de Pedro (totalmente voluntaria) por 30 millones de euros resquebraja el modelo de cantera del Barça. Entiendo que, para Marca, Rafinha es un ejemplo del supuesto ocaso de la Masía. Rafinha lleva en el club desde los 13 años y es uno de los 13 integrantes de la plantilla actual que procede de las categorías inferiores. Serían 14 si contamos el paso efímero de Aleix Vidal, que fue compañero de Alba en infantiles. Si el modelo se rompre porque de una plantilla de 24 jugadores haya más de la mitad que procedan de la cantera es que los de Marca, sin ánimo de polemizar, no han entendido nada, no saben cómo funciona el modelo. El modelo del Barça o el ideal no es que toda la plantilla sea de la cantera, sino que la base sea la cantera y completarla con los mejores jugadores que haya en el mercado. Supongo que en Madrid la operación Pedro ha sentado mal porque les parece mejor lo que hace Florentino, que es seguir pagando el sueldo a los estandartes de su cantera (Raúl y Casillas) para que se marchen del club.

Lo único que hace el Barça es aprovechar el excedente de recursos de su fábrica. Históricamente el Barça no vendía bien a sus jugadores. Y yo no lo entendía. Porque luego a la hora de comprar los precios son siempre más elevados. En los últimos años ha corregido la distorsión y, aprovechando el tirón de la marca Masía, ha vendido jugadores por más de 120 millones de euros, con Fàbregas, Pedro y Thiago a la cabeza, y con los Bojan, Oriol Romeu, Adama, Deulofeu, Montoya, Jonathan dos Santos, Jeffren, Tello, Sanabria y Fontàs detrás. También ha logrado traspasar muy bien a otros jugadores con buen cartel como Alexis Sánchez, Ronaldinho o Touré.

También se hablaba de ocaso del modelo cuando la venta de Thiago al Bayern, pero es su hermano Rafinha quien acaba de ganar el triplete con el Barça. Cuando los dos estaban en la cantera se decía que el bueno de los dos hijos de Mazinho era el pequeño y puede que el tiempo dé la razón a quienes lo decían. Y quizá no se trata tanto de una cuestión técnica (ahí puede que gane Thiago) como mental. Rafinha es mucho más fuerte y resistente, tiene ahora 22 años y afronta una oportunidad de oro para consolidarse en el Barça. Luis Enrique le hizo debutar en el filial, se lo llevó al Celta para que madurase y le trajo de vuelta la pasada temporada para que pueda triunfar en el primer equipo. Si no le atacan las lesiones como el curso pasado, puede conseguirlo. En San Mamés, posiblemente se alinearán Alba, Bartra, Busquets, Iniesta, Rafinha y Messi. Más de la mitad del equipo será de la cantera. Faltará Piqué por sanción. Seguramente Sergi Roberto, Munir o Sandro tendrán minutos en la segunda parte. Como diría Schuster, no hace falta añadir nada más: éste es el modelo de cantera que supuestamente está en el ocaso.

Facebooktwitterredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies