class="post-template-default single single-post postid-7128 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Rafinha, de chilena, pone al Barcelona segundo

Facebooktwitterredditlinkedin

Lo mejor del partido contra el Granada fue el gol de Rafinha, de chilena, que pone al Barcelona segundo en la Liga. Lo peor, el encuentro en sí, que fue bastante flojo. Recordaba los días de atrás que Johan Cruyff debutó contra este equipo andaluz un 28 de octubre de hace 43 años. Si el profeta levantase la cabeza y hubiese podido asistir al Camp Nou, como era su costumbre, seguro que volvía a repetir una de sus frases más famosas: «Dos no juegan si uno no quiere». El poder de concreción que tenía Cruyff es lo que para mí le hacía ser un hombre sabio. El Barça lo intentó, pero el Granada no quería. Fue, como suele decirse, a hacer su partido: a defenderse y arriesgar lo mínimo en ataque. Con eso no le dio ni para intentar algún disparo entre palos. Eso sí, no salió goleado, como otros rivales. Sólo 1-0 y gracias. Estos partidos se hacen aburridos y monótonos si el Barça no anda fino fino en ataque, porque lo que hace abrirse a estos equipos no es el primer gol, a veces ni siquiera el segundo, sino el tercero.

El Granada plantó dos líneas delante de su portero con la intención de impedir el juego interior del Barça y lo consiguió. Así, Rafinha y Denis, sobre todo en la primera parte, no olieron la pelota. Porque pasaba directamente de los defensas a los delanteros. A pesar de la lenta circulación y del buen orden defensivo de su rival, el Barça fabricó ocasiones como para haber goleado. Los tres del tridente, por ejemplo, fallaron sendos mano a mano con el portero Ochoa, algo que no es muy normal. El mexicano fue uno de los héroes de su equipo. Por parte azulgrana, Sergi Roberto volvió a ser el jugador exhuberante de antes de sufrir su pequeña lesión, Umtiti demuestra cada día que es el mejor fichaje de un defensa desde Piqué y Rafinha marcó su quinto gol de la temporada. El partido, por lo demás, fue el típico de entreguerras antes de los duelos importantes que se avecinan: visitas al City el martes y al Sevilla el domingo.

El Barça se ha colocado segundo precisamente por el empate del Sevilla en Gijón. Los de Sampaoli fueron superiores al Sporting pero se dejaron dos puntos. El Atlético fue infinitamente mejor que el Málaga y aun así, tras la expulsión de Savic (bastante rigurosa), los andaluces estuvieron en un tris de rascar algo del Calderón. En el Camp Nou sólo hubo un equipo que propuso y tuvo ocasiones, aunque a nadie le hubiese extrañado un accidente, como ha pasado otras veces. En cambio, el Alavés, que le jugó muy bien al Madrid, que se adelantó en el marcador y que tuvo bastantes ocasiones, fue el único que salió goleado. ¿Por qué? Pues sólo tenéis que ver las repeticiones. Cristiano se tira en la falta que da origen al primer penalti, que después de verlo mil veces es imposible discernir si da en el codo o en la cabeza de Deyverson. En el segundo penalti, el defensor que agarra a Cristiano es a su vez sujetado y zancadilleado por Morata. El árbitro vio de nuevo sólo lo que quiso ver. Mi conclusión, ya la sabéis: para Barça, Sevilla, Atlético o cualquiera que se atreva a disputarla, la Liga es mucho más complicada que para el Real Madrid, el único equipo capaz de golear sin ser mejor que su rival. Los árbitros dejaron competir a Sporting, Málaga y Granada contra rivales superiores. En Mendizorroza no ocurrió lo mismo. Pero, tranquilos, que la polémica por este encuentro no durará una semana, como la de Mestalla. A lo sumo, unas cuantas horas. O puede que ni eso.

(Foto/Autor: Rafinha celebra el gol del triunfo/Miguel Ruiz-FCB)

Facebooktwitterredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies