class="post-template-default single single-post postid-4936 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Roberto, Unzue, Busquets y Roura mantienen la huella de Cruyff en el Barça

Facebooktwitterredditlinkedin

Cruyff ha dejado una profunda huella en el Barça. Espero que para siempre. Se nota en las innumerables muestras de cariño, homenaje y reconocimiento que ha tenido su figura desde que falleciera de forma repentina y las muchas más que tendrá en el futuro. La mejor manera de comprobar su magisterio y su legado es ver la gran cantidad de jugadores que pasaron por sus manos que después se han hecho entrenadores o directores deportivos. Desde sus comienzos en el banquillo del Ajax, donde tuvo a Rijkaard y Van Basten, por ejemplo, a su última etapa en el banquillo azulgrana, donde llegó a dirigir a su propio hijo, Jordi Cruyff, junto a miembros de la frustrada Quinta del Mini que hoy día están empezando su carrera de entrenadores como Óscar (Red Bull Salzburgo), Celades (España Sub-21), Quique Alvarez (Juvenil B del Barcelona) o Cristiansen (AEK Larnaka). Además del hijo de Quique Costas, en el club también trabajan Roberto (director deportivo), Unzue (segundo de Luis Enrique, al que Cruyff fichó para el Barça), Busquets padre (entrenador de porteros del filial) y Jordi Roura (ex ayudante de Tito y actual responsable de la cantera). Todos ellos han bebido de Cruyff.

Ya lo dijo Guardiola: no es casualidad que los dos últimos directores deportivos del club antes de Roberto también hubiesen recibido su influencia: Begiristain y Zubizarreta. Tampoco que antes de Roura, la cantera azulgrana pasara por las manos de Rexach, Alexanco y Amor. La personalidad, la exigencia y la sabiduría sencilla de Johan caló tanto en sus jugadores que la gran mayoría de su Dream Team quiso seguir sus pasos. No es fácil ser un gran jugador y ser un gran entrenador. Cruyff triunfó a lo grande en las dos facetas. En eso se diferencia de sus acompañantes en el Olimpo del fútbol ya que Di Stéfano, PeléMaradona no aportaron nada desde el banquillo. Tampoco veo a Messi con ese don, la verdad.

Guardiola (Bayern), Koeman (Southampton), Valverde (Athletic), Eusebio (Real Sociedad), Abelardo (Sporting), Carreras (Zaragoza) y Onésimo (Toledo) están ejerciendo en la actualidad y Milla, Laudrup, Stoitchkov, Bakero, Sergi, Ferrer o Lopetegui se encuentran a la espera de destino. No todos pueden ser tan expresivos como Guardiola, su mayor fan («No sabía nada de fútbol hasta que conocí a Cruyff»), pero seguro que cualquiera reconoce que si sigue los pasos de su maestro es porque Cruyff les enseñó cosas que creen que merece la pena que se sigan enseñando y transmitiendo a las próximas generaciones. De lo único que no hay duda es de que el fútbol ha mejorado con la aportación de este genial holandés y de que la mayoría de los discípulos que deja continuarán expandiendo su filosofía. Para fortuna nuestra.

(Foto/Autor: Numerosos aficionados se han acercado al Camp Nou para despedir a Cruyff/German Parga-FCB)

Facebooktwitterredditlinkedin