class="post-template-default single single-post postid-2424 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Samper, Gumbau y Kaptoum, con la media del Barcelona B frente al Villanovense

Facebooktwitterredditlinkedin

El Barça podría comenzar la defensa de la Copa con el centro del campo que fue titular con el filial en el partido del pasado domingo frente al LleidaGumbau de mediocentro, Samper a la derecha y Kaptoum a la izquierda. Luis Enrique sólo se ha llevado a Extremadura un centrocampista del primer equipo, Rakitic, al que ya quiso dar descanso en Borisov. Entonces no pudo hacerlo por la lesión de Sergi Roberto y, aunque Rakitic ha jugado en alguna ocasión de mediocentro, me inclino a pensar que podría empezar en el banquillo. Lleva tres partidos seguidos después de jugar con su selección, así que puede tocarle descanso. Si ocurre esto, el Barça podría formar con un centro del campo y una delantera totalmente de la Masía, porque arriba mi apuesta es el tridente formado por Aitor Cantalapiedra (derecha), Munir (centro) y Sandro (izquierda). Salvo que el técnico sorprenda con algún experimento como colocar más adelantado a Adriano o a Douglas, la defensa la formarían los dos brasileños más Bartra acompañado de Vermaelen o Mathieu, con Ter Stegen en la portería. Masip podría tener alguna opción al tratarse de un rival de Segunda B, pero creo que jugará el alemán. La semana que viene hay Champions y le viene bien jugar más a menudo. He leído esta semana en algún periódico que el Barça medita eliminar el tercer portero la temporada que viene y haría bien: está infrautilizado y en caso de emergencia se puede tirar del filial.

Samper, Gumbau y Kaptoum, con la media del Barcelona B frente al Villanovense
Kaptoum, una perla de futuro para el Barça (Fotos: fcbarcelona.es).

De Kaptoum ya hablé hace poco en un par de artículos: «Kaptoum brilla como Thiago y lidera la Quinta de la Youth League que se cuece en el B» (12 de octubre) y «Mascherano y Busquets, los jefes van ahora en parejas» (24 de octubre), donde apuntaba las rotaciones masivas que se han producido en la Copa y mi esperanza de que el camerunés fuera convocado para jugar frente al Villanovense. Acerté de nuevo. Estuve viendo a Kaptoum en el partido del domingo frente al Lleida y tiene una calidad fuera de lo común. Se nota que le falta aún fondo físico, porque estuvo la mayor parte de la temporada pasada lesionado, pero en cuanto lo gane puede ser un futbolista del primer equipo. Y más pronto de lo que pueda parecer. Dicen que el Tata Martino, nada más aterrizar en Barcelona, preguntó por este excepcional centrocampista. No me extraña, porque es un jugador que llama la atención nada más verle: tiene una elegancia natural a la hora de jugar al fútbol. Como Iniesta, como Thiago.

Samper, en cambio, me volvió a decepcionar el domingo. La confianza es clave en un futbolista y el canterano parece haberla perdido al trasladar su posición de mediocentro a interior. Pensé que el cambio podría irle hasta bien para intentar hacerse hueco en el primer equipo, pero lo que está haciendo es dar pasos hacia atrás en su progresión. Gumbau, por ejemplo, está creciendo más y teniendo más oportunidades que la otrora perla de la cantera. Aitor Cantalapiedra, el cuarto de los convocados del filial, es zurdo, pero juega a pierna cambiada, por la banda derecha. Marcó un golazo frente al Alcoyano, pero contra el Lleida pasó desapercibido, en la línea general de un Barça B que no acaba de dominar los partidos. Además de los canteranos, los otros puntos de interés para este arranque de la Copa estarán en Douglas y Vermaelen. Supongo que el brasileño será titular por tercera vez después de más de un año en el equipo. En cuanto al central belga, mi duda está en si saldrá de inicio o en la segunda parte. Porque, conocido su historial muscular, no creo que juegue el partido completo.

Facebooktwitterredditlinkedin