class="post-template-default single single-post postid-7593 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

San Mamés sólo ha visto una vez al tridente al completo

Facebooktwitterredditlinkedin

Messi, Suárez y Neymar ya se entrena con el equipo a 3 días del primer partido del año. Hay suficiente tiempo para que se aclimaten después de su viaje transoceánico y los tres puedan jugar contra el Athletic, pero intuyo que no lo harán. San Mamés sólo ha visto una vez al tridente al completo. Fue en el partido de Liga disputado en febrero de 2015 (2-5 con tantos de Messi, Suárez, De Marcos (p.p.), Neymar y Pedro). Desde entonces, por un motivo u otro, la tripleta más goleadora del mundo no ha coincidido en este templo del fútbol en los últimos 4 partidos. Neymar se perdió por paperas la goleada de la Supercopa de España (4-0), disputada apenas 48 horas después de la de Europa, y también el primer partido de la Liga 2015-16 (0-1, gol de Suárez). Pedro y Rafinha fueron los elegidos para sustituir al brasileño, que fue el único del tridente que actuó en la ida de los cuartos de Copa del curso pasado (1-2, con un gol de Neymar y otro de Munir). Luis Suárez arrastraba entonces una sanción de la anterior eliminatoria de Copa contra el Espanyol y Messi sufría una pequeña elongación muscular. Este pasado verano, con Neymar en los Juegos de Brasil, el Barça también se llevó la victoria (0-1, tanto de Rakitic) en su última visita a San Mamés, en la segunda jornada de Liga. Arda Turan, que dio el pase del gol del triunfo, fue entonces el elegido para jugar en punta.

Por vuestros comentarios cuando se supo que Luis Enrique decidía dar más descanso a los jugadores sudamericanos (Mascherano también volvió a los entrenamientos), sé que a la mayoría os gustaría ver en San Mamés el equipo del Barça más competitivo posible. Es cierto que el Athletic es un rival de cuidado, sobre todo en su estadio, y con mucha tradición copera, pero tampoco es menos cierto que se trata de una eliminatoria. Incluso una derrota, siempre que fuera mínima, sería remontable en el Camp Nou. Aún a riesgo de equivocarme, claro, porque no estoy en la cabeza de Luis Enrique, me parece que el alargue de las vacaciones del trío de ataque tiene la intención de repartir esfuerzos entre esta eliminatoria copera y el partido de Liga contra el Villarreal, otra salida tradicionalmente muy complicada.

Además, que jugasen los tres de inicio en San Mamés no creo que garantizase un mejor resultado que si no lo hicieran. Sin ir más lejos en el primer partido de 2016, contra el Espanyol, con el equipo más de gala posible y con el tridente jugando los 90 minutos, el Barça no pasó del 0-0. Luis Enrique sabe perfectamente que si no alinea a su mejor once y obtiene un mal resultado las críticas serán tan feroces como en su primer año tras perder en Anoeta (1-0), cuando dejó a Messi y Neymar en el banquillo. Eso no le condicionará. Pondrá el equipo que mejor decida en función de cómo hayan llegado los jugadores, en función del encuentro que intuye en San Mamés y en función de los próximos compromisos que, como digo, también son importantes. Como a priori no sabes qué va a suceder en un partido, en una eliminatoria yo siempre prefiero guardarme algunas balas para la vuelta, por si acaso. El jueves saldremos de dudas y veremos si Luis Enrique piensa lo mismo que yo.

(Foto/autor: El tridente ya se entrena de nuevo con el Barça/Miguel Ruiz-FCB)

Facebooktwitterredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies