class="post-template-default single single-post postid-32130 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Se escapan 2 puntos del Pizjuán (0-0)

Facebooktwitterredditlinkedin

Cuando concluya la jornada, con el partido Real Sociedad-Real Madrid (domingo 22:00 h.), veremos si el punto logrado por el Barça es bueno o malo. Hasta entonces, a pesar de que se escapan 2 puntos del Pizjuán (0-0), me inclino a pensar de forma optimista. Estoy con Piqué en que «ganar esta Liga no será fácil». Lo he dicho desde el principio de la temporada y desde que se reanudó la competición. Para el Barça ninguna Liga lo es y lleva 8 de las últimas 11. Lo único que le voy a exigir a los azulgrana es que la peleen hasta el final, como creo que están haciendo, a pesar de todas las dificultades que se les presentan. Para ser el tercer partido en una semana (recordad la secuencia, el Barça jugó el 13 contra el Mallorca, el 16 ante el Leganés y el 19 en Sevilla), tener la exigua plantilla que tienen y estar como quien dice de pretemporada, no me parece que jugasen mal los de Setién. Tampoco maravillosamente, por supuesto. Faltó ritmo, profundidad y algo más de mordiente arriba, pero en general el Barça controló casi todo el partido y a los puntos, aunque no por mucho margen, creo que mereció la victoria. El Sevilla, por ejemplo, ha jugado los 3 primeros partidos los días 11, 15 y 19, con un día más de descanso que el Barça entre ellos. El Madrid lo hará el 14, 18 y 21, también con algo más de tiempo entre el primero y el segundo, además de que se jugaron ambos en su estadio.

En los dos primeros, los blancos ya recibieron un empujoncito arbitral. Contra el Eibar, el VAR validó un tanto que pareció más fuera de juego que el que no le concedieron a Griezmann contra el Leganés. Y ante el Valencia, mucha gente, entre ellos yo, todavía anda preguntándose por qué se anuló un tanto a Rodrigo con 0-0 en el marcador. «Estamos matando el fútbol con estas jugadas. No tiene ni pies ni cabeza. Anular este gol a un equipo te vuelve loco. No entiendo esta regla», decía ayer Schuster, ex entrenador del Real Madrid:  «Como futbolista o entrenador ves la jugada del gol de Rodrigo y no ves nada. Varane ni protesta, ni reacciona…para mí es gol». Pero el árbitro del VAR la interpretó a favor del Real Madrid, alegando que Maxi, que viene de un fuera de juego milimétrico también, puede perjudicar el despeje de Varane, a pesar de que el uruguayo hace todo lo posible por quitarse y porque no le toque el balón. Esta jugada siempre se había visto cuando el perjudicado por el fuera de juego posicional era un portero (y no era ni siquiera clara, porque dependía de la distancia), pero es la primera vez que veo aplicada la regla a un defensa. De alguna u otra manera, cualquier jugador en fuera de juego interviene en una jugada, aunque sea como factor de despiste para su rival, así que a partir de ahora, a los árbitros se les abre otra puerta más para intervenir con su dichosa interpretación. Ya os dije que el VAR seguiría siendo una herramienta incompleta de justicia mientras los árbitros tuvieran ese poder para seguir decantando partidos. Pero es lo que hay. 

Yo era de los que veía imposible que cualquiera de los dos, Barça o Madrid, lograra el pleno de ganar los 11 partidos. Sigo pensando lo mismo después de este pinchazo. Aunque los de Zidane ganen en San Sebastián, algo que todavía está por ver, también se dejarán puntos en algún duelo de los que le faltan. También creo, por otra parte, que esta Liga la ganará una plantilla, no un equipo, y ahí, claro, sí que tiene ventaja el Madrid. En el Pizjuán, el Barça ni siquiera agotó los cambios. Setién sólo hizo 3 en vez de los 5 permitidos, algo que sí hizo el Sevilla: Arthur por Braithwaite (que resultó esta vez intrascendente) en el 62, Griezmann por Vidal en el 78 y Riqui Puig por Rakitic en el 88′. El técnico no quiso correr riesgos metiendo a chavales como Ansu Fati, Collado o Saverio, que era lo único que tenía en el banquillo en plan ofensivo, aunque quizá pudo arriesgar dando entrada a Junior para jugar con sólo 3 atrás. El partido no tuvo excesivas ocasiones claras. Por parte del Barça, las mejores fueron varias faltas de Messi y un tiro de zurda de Suárez en el 87 que se fue alto por poco y que pudo ser el tanto del triunfo con algo de suerte a favor. Claro que con la fortuna en contra, Reguilón también tuvo un remate franco a continuación. Ter Stegen, que le hizo un paradón a Ocampos, ha mantenido su puerta a 0 en estos 3 primeros partidos. Sin duda, una buena noticia. Otra es que Suárez completó los 90 minutos, sin mucho acierto, es verdad, pero dando la sensación de peligro que acostumbra. Messi también jugó el partido entero otra vez y, como intuía en el último post, lo que maquinaba su magnífico cerebro era imposible que lo ejecutaran sus cansadas piernas. Falló infinidad de pases y regates, algo normal cuando llevas 3 meses sin jugar y lo haces durante 90 minutos en 3 partidos seguidos y con el calor que hacía en Sevilla (más de 25 grados seguro). En fin, que el martes llega el Athletic al Camp Nou (22:00) y el sábado el Barça juega en Vigo a las 17:00 horas. Esto no para, así que no creo que haya mucho tiempo para lamentarse y sí para descansar y seguir creciendo como equipo. 

(Ter Stegen sigue siendo un muro/fcbarcelona.es)

Facebooktwitterredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies