class="post-template-default single single-post postid-1335 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Sergi Roberto se merece que le den una oportunidad

Facebooktwitterredditlinkedin

El pasado 26 de mayo, en el artículo titulado «Alves y el Barça parecen condenados a entenderse», recordaba que al principio de la temporada pasada, visto que el brasileño no atravesaba sus mejores días y que el debut de Douglas en Málaga había sido deprimente, pensaba que Luis Enrique debía probar con Mascherano o Sergi Roberto en el lateral derecho. Frente al Manchester United por fin lo hizo. Creo que el canterano cumplió. Jugó muy bien como interior en el puesto de Rakitic y también como lateral. Creo que Sergi Roberto se merece que le den una oportunidad de triunfar en el Barça. Luis Enrique le conoce bien. Cuando él dirigía al Barça B, era uno de los líderes y de los más destacados del equipo. Estoy convencido de que si le dieran diez partidos seguidos, ya no habría quien lo sacase del once titular. Será difícil que le den esa continuidad y eso que Sergi Roberto sólo nació dos días después que Neymar.

Los dos tienen 23 años, pero mientras el primero es ya un jugador consagrado, el segundo no pasa de ser todavía una promesa. El brasileño es ya una realidad y el español, tan sólo un proyecto. Más allá de la diferencia de calidad, que también la hay, por supuesto (no hace falta decir lo que costó uno y otro), hay también una distinta forma de encarar el proceso de maduración de un jugador. Yo creo que Sergi Roberto está preparado para ser titular en el Barça y también lo estaría, por lo tanto, para jugar en la mayoría de los equipos de elite. Sin embargo, no llega a los 70 partidos jugados desde que debutó con el primer equipo en 2010. Neymar, que sólo apareció un año antes en el primer equipo del Santos, ya suma más de 300 partidos al máximo nivel. La diferencia es abismal. Y, repito, no es sólo por la calidad individual. Estoy convencido de que si aún continuase Guardiola en el equipo, en estos momentos sería un indiscutible del once del Barça.

«Será un jugador a tener en cuenta en los próximos años. Parece alemán. Cuando coge el balón no hay quien le pare». Así le describía en 2011 quien le hiciera debutar de azulgrana. A Sergi Roberto le perjudicó mucho la llegada de Martino. Se cortó su progresión. Fue un año perdido para el canterano. Ante el bajo nivel exhibido por Xavi e Iniesta hace dos temporadas, la apuesta debió pasar por Fàbregas y Sergi Roberto para acompañar a Busquets, pero el técnico argentino se inclinó más por el peso de los galones y derechos adquiridos. El año pasado tampoco jugó mucho con Luis Enrique (18 partidos, 8 como titular), pero se estrenó como suplente de Busquets con buena nota. Sergi Roberto dio la asistencia del gol de Rafinha frente al United, tuvo una gran oportunidad en un mano a mano con De Gea, asistió también a Suárez en uno de los tiros al palo del uruguayo, centró muy bien desde la derecha y completó un gran partido. Fue la mejor noticia de la primera derrota de la pretemporada (3-1). La otra fue ver el desequilibrio y el golazo de Rafinha y la buena salida de balón de Vermaelen. La primera hora del Barça me gustó más que el partido entero frente a los Galaxy y el equipo no mereció perder, pero el objetivo en pretemporada no es ganar todos los partidos, sino prepararse para las dos Supercopas, los únicos resultados importantes del verano.

(Foto/Autor: Sergi Roberto/Javier Segura)

Facebooktwitterredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies