class="post-template-default single single-post postid-31644 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Ter Stegen ganó un punto en Dortmund

Facebooktwitterredditlinkedin

Hay un tópico en fútbol muy socorrido que dice que esto no es cómo empieza sino cómo termina. El Barça inició las 2 últimas participaciones en Champions con Valverde goleando a la Juventus (3-0) y al PSV (4-0) y las acabó con las dolorosas derrotas de Roma y Liverpool. Esta vez comenzó con un insulso 0-0 y gracias. Veremos cómo termina. Espero que sea allá por mayo o junio y que sea con final feliz. Se puede decir, como hago en el titular, que Ter Stegen ganó un punto en Dortmund. Prodigiosa su actuación, una más para su ya gran colección. Si no llega a ser por el portero alemán ahora mismo podríais estar leyendo el post de otra derrota dolorosísima. Porque el partido se pareció demasiado, quizá en exceso, a esos otros de los que hablaba al principio. Vimos un Barça muy conservador, sin la pelota, a merced de un rival con mayor vigor físico y sin ninguna mordiente en ataque. En fin, que estuvo en manos de la diosa fortuna y de Ter Stegen, que le negó ocasiones clarísimas a Marco Reus, incluido un penalti en la segunda parte.

Ansu Fati salió de inicio y se convirtió en el jugador del Barça más joven en jugar la Champions. Normal que le saliera el partido que hizo. Ya os dije que hay que rebajar la euforia con el chaval, porque si no se diluirá el proyecto de un buen jugador. Perdió muchos balones y apenas creó nada de peligro en ataque. El partido le sobrepasó, pero es normal a su edad. Siempre a toro pasado es fácil decirlo, pero creo que Carles Pérez habría estado mejor preparado para este reto de la Champions. Es cierto que tampoco Griezmann hizo mucho más que Fati, sobre todo porque estuvo más comprometido a nivel defensivo que ofensivo con el equipo. Suárez volvió a su versión torpona, nada que ver con la media hora que jugó ante el Valencia. Aún así, en una estupenda jugada individual al comienzo del segundo tiempo, estuvo a punto de marcar. Eso y alguna acción a balón parado fue casi lo único que hizo el Barça en ataque, que no mejoró demasiado ni con la entrada de Messi a falta de media hora.

La mejor noticia es que el argentino por fin se pudo estrenar en la temporada. A ver si este mes y pico de retraso en la preparación le hace llegar en plenitud de condiciones al final de curso. Porque el Barça le va a necesitar. Todos sufrimos con este mal partido del Barça, pero creo que, como dijo Valverde, hay condicionantes que influyeron: se lesionó Jordi Alba en la primera parte y Semedo tuvo que pasar al lateral izquierdo tras la entrada de Sergi Roberto, Luis Suárez jugó su primer partido completo tras su lesión y Griezmann todavía necesita, según dice, más entendimiento con sus compañeros. El ataque aún no está engrasado. La última media hora se juntó el tridente en el que debe descansar el ataque del Barça esta temporada. Pero apenas combinaron entre ellos. Yo no sacaría mayores conclusiones de este empate, que no es malo, tal como está el grupo, en el que el Inter también se dejó empatar (1-1) por el Slavia en San Siro. Peor le fue al Liverpool, el campeón, que cayó en Nápoles, como el curso pasado. Como decía al principio, esto no es como empieza, sino como termina. Y el Liverpool aún puede ganar la Champions. Igual que el Barça, claro.

(Imagen del penalti parado por Ter Stegen/fcbarcelona.es)

Facebooktwitterredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies