class="post-template-default single single-post postid-5306 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Todos con Guardiola, que aún aspira al triplete

Facebooktwitterredditlinkedin

El Barça ya no está en la Champions, pero todo el barcelonismo sigue en la competición de la mano de Guardiola, que aún aspira a lograr su segundo triplete tras el que consiguió en 2009 con el equipo azulgrana. Su Bayern Múnich es un poco nuestro Bayern. Guardiola afronta las semifinales contra el Atlético después de alcanzar la final de Copa, que jugará ante el Borussia Dortmund el próximo 21 de mayo (un día antes que la de Barça y Sevilla), y a punto de celebrar la Bundesliga. Quedan tres jornadas y aventaja al Dortmund en siete puntos. Sería su tercer título liguero consecutivo en Alemania, el cuarto seguido del Bayern, un hecho inédito en la historia de la liga germana.

Si lograra el triplete, Guardiola sumaría 22 títulos en 7 años como entrenador y se colocaría entre los más exitosos de este deporte, igualando, por ejemplo, los conseguidos por el simpar Mourinho en 16 años de carrera. Tengo muchas dudas de que Guardiola viva una larga trayectoria como técnico, pero si lo hiciera apostaría a que superaría los 49 trofeos de Ferguson, el entrenador más laureado. Haga lo que haga con su vida, lo que nunca dejará de tener es el alma azulgrana y como prueba, una de sus últimas declaraciones: «No importa cuántas veces pierda, su fútbol es increíble. Perder le puede pasar al Barça, al Bayern o a cualquier otro equipo. Siguen siendo el mejor equipo en España«.

Mientras no se demuestre lo contrario, así es. Ahora que tanto se habla de los penaltis que le pitan al Barça en la Liga, hay que recordar que el Barça podría seguir en esta Champions (y aspirando al triplete) si Rizzoli llega a señalar uno muy claro en el área del Atlético, como ha reconocido el propio árbitro italiano en una emisora de la RAI: «No era fácil juzgar la jugada y saber si cuando el balón le da en la mano, el jugador rojiblanco estaba fuera o dentro del área. Con ayuda de la tecnología, se podría haber eliminado la duda. En cualquier caso, en una reunión de árbitros de la UEFA hablé con mi colega español (supongo que sería el madrileño Velasco Carballo, único español que pitará en la Eurocopa) y me dijo que la polémica en los periódicos sólo duró un día». ¿Qué habría pasado si hubiera sido al revés, si el beneficiado hubiera sido el Barça? Que tendríamos controversia durante años: hace siete de lo de Ovrebo y todavía siguen dando la matraca con aquel arbitraje. Ni caso. Esa es una guerra perdida. Como solía decir Guardiola: «Sus altavoces son demasiado potentes». La suerte que tenemos ahora es que los nuestros, aunque pequeños y poco sofisticados, también llegan a mucha gente. Desde este tan modesto, aquí va mi apoyo al Bayern de Guardiola para que gane esta Champions.
(Foto/Autor: Guardiola, manteado tras la final de Champions de 2011/fcbarcelona.es)

pantallazo portadaNOTA IMPORTANTE: Si queréis comprar mi libro: «365 días opinando sobre el Barça» en el que recopilo los 365 últimos artículos de este blog, aquí os dejo el enlace:

Facebooktwitterredditlinkedin