class="post-template-default single single-post postid-696 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Triplete doble de celebración y por otra década prodigiosa

Facebooktwitterredditlinkedin

El barcelonismo celebró con una rúa espectacular la consecución del triplete (no la quinta o la cuadragésima Copa de Europa del club), un hito que por su condición de doble (2009 y 2015) hace del Barça un caso único en el fútbol mundial. También lo son los seis títulos del primer año de Guardiola, éxito que apenas se menciona porque supongo que trae malos recuerdos a muchos, pero que Iniesta y compañía ya tienen en mente repetir. Tras dominar la década de los 90 del pasado siglo con Cruyff, Robson y Van Gaal y la primera de este siglo con Rijkaard y Guardiola, el Barça se encamina a enlazar otra década prodigiosa con Luis Enrique y quién sabe quién. Al paso que marcha (cuatro Champions en los últimos nueve años) en un par de décadas más hasta podrá superar a las vetustas ánforas del Real Madrid de las que tanto alardean en la capital.

Mi recomendación como periodista y como aficionado del Barça es que aprovechen para leer en las próximas 24 horas todos los elogios que puedan para este equipo, que se los merece. No encontrarán muchos, supongo, porque este triplete ha hecho mucho más daño que aquel de 2009. Algún periódico supuestamente nacional, que dedicaba hace poco su portada al Madrid de baloncesto, no daba ni una línea de la hazaña del Barça en Berlín. Luego, eso sí, se escandalizan porque silban al himno, claro. Además, Luis Enrique no cae simpático, como sucedía con Guardiola en su primer año. Sólo en el primero, porque cuando siguió ganando dejó de caer bien y ya decían que meaba colonia. El rival del Barça entonces era un equipo en descomposición, pero el Madrid de este año aspiraba a ganar seis títulos.

Para correr un estúpido velo sobre el nuevo triplete del Barça mañana mismo Florentino empezará a poner en marcha su enorme maquinaria propagandística y presentará fichajes a diestro y siniestro, como ya ocurrió en 2009. El Moratazo se quedó a medias, así que no sé si le dará al nueve de la Juventus para regresar a su club nodriza. Pogba no jugó mal en la final, pero tampoco llegaría al club blanco en plan triunfador, sino como un derrotado por el Barça, igual que lo hizo Cristiano Ronaldo tras perder la final de Roma. En cualquier caso, cuantos más fichajes haga el Madrid, mejor para el Barça. Como no habrá más competencia interna (salvo algún canterano, porque la FIFA impide fichar) no hay mejor modo de motivar a nuestros jugadores que con un rival supuestamente más poderoso. Ya lo he dicho aquí, el Madrid ahora es el Barça de los años 70 y 80: mucho fichaje y pocos títulos. Por eso debemos celebrar este triplete por todo lo alto. Como bien decía Mascherano, nunca puedes saber si será el último.
(Foto/Autor: Xavi saluda a la afición en la rúa del triplete/fcbarcelona.es)

Facebooktwitterredditlinkedin