class="post-template-default single single-post postid-31854 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Valverde no seguirá el año que viene

Facebooktwitterredditlinkedin

El titular no viene de ninguna filtración ni información contrastada, pero creo firmemente que Valverde no seguirá el año que viene. Y esa intuición no tiene que ver ni con la frustación de caer en Champions de forma inesperada dos años consecutivos, ni con la reciente encuesta de Mundo Deportivo, que señalaba que un 80% de los socios del Barça no quería su continuidad, ni siquiera con la gran contestación que tiene nuestro todavía entrenador, sobre todo más allá de nuestras fronteras y que me llega a través de internet. No, mi percepción, como la mayoría de las que tengo, se basa en el sentido común. Guardiola y Luis Enrique, los 2 entrenadores más exitosos de los últimos años, estuvieron en el banquillo 4 y 3 cursos, respectivamente. Valverde, aunque tiene un año más opcional, acaba su contrato a final de temporada. El desgaste, tanto para él como para el famoso entorno, parece evidente, y no contemplo su continuidad más allá de junio. Ni el club ni el técnico parecen entusiasmados con la idea de seguir juntos.

Creo que Valverde no seguirá tanto si gana algo a final de curso como si no. Ni levantando la Champions, su gran asignatura pendiente, pienso que estaría asegurada su continuidad. En este último caso, no dependería tanto del club, que estaría casi obligado a ofrecerle ese otro año opcional que tiene por contrato, sino del técnico, que entiendo que daría por terminado su ciclo y diría «adiós muy buenas, ahí os quedáis». Porque me parece que la figura de Valverde está siendo injustamente maltratada por la afición. Nada más aterrizar en el cargo, se encontró con la bomba de la fuga de Neymar y supo cohesionar un grupo que ha dominado las competiciones nacionales con mano de hierro: 2 Ligas, 1 Copa y 1 Supercopa, más otra final de Copa perdida. En la Champions, cayó en cuartos y en semifinales en sus dos primeros intentos. Lo normal. Lo único anormal fue la manera de caer eliminado, no el hecho de serlo. En la historia del Barça, ha habido muchos entrenadores que no pudieron ganar ni una Liga. Entre ellos, Tata Martino, Antic, Rexach (cuando entrenó sin Cruyff), Serra Ferrer, Robson, Luis Aragonés, Menotti o Udo Lattek, por citar a los más próximos en el tiempo.

Ganar 2 ligas consecutivas no es nada fácil. A lo largo de la más que centenaria historia del Barça sólo lo han logrado 9 entrenadores: Enrique Fernández, Daucik, Helenio Herrera, Johan Cruyff, Van Gaal, Rikjaard, Guardiola, Luis Enrique y el propio Valverde. Sólo por esto, pase lo que pase en lo que queda de esta campaña, para mí el actual técnico ya debería merecer un gran reconocimiento y el apoyo de toda la afición. Creo que hay que conocer mejor el pasado y de dónde venimos, para valorar y apreciar mejor el presente. Para mí, Valverde es y será un gran entrenador, insisto, pase lo que pase de aquí a final de temporada. Su gran error, que he criticado muchas veces en el blog, ha sido que quizá no ha sabido sacar partido a todas las posibilidades que había en la plantilla. Todas las temporadas ha priorizado encontrar un once ideal, pero creo que ha fallado en la gestión de las rotaciones y ha marcado siempre una distancia muy grande entre titulares y suplentes. Esto no había pasado tanto en las exitosas campañas de Guardiola y Luis Enrique, que se apoyaban más y confiaban más en los suplentes que tenían en el banquillo. Recuerdo el caso de Bojan, titular de principio a fin en la Copa, o el de Mathieu, importantísimo como recambio de la pareja titular de Piqué-Mascherano. Valverde sólo hace cambios en su estructura fija de equipo por necesidad (lesiones, sanciones o descansos), casi nunca por convicción (es mejor tener motivados a cuantos más jugadores, mejor). Es una manera de gestionar la plantilla con la que no estoy de acuerdo, porque puede que cuando necesites que un suplente esté al 100% no esté preparado o puede que cuando necesites a tu once más titular al 200% le falte algo de gasolina. 

En aspectos técnicos no podría criticarle, porque sería una temeridad y una inconsciencia por mi parte. Sabe de fútbol seguramente mucho más de lo que yo podría entender en 1.000 años, tanto por experiencia, como por conocimientos. La mayoría de los aficionados se creen que saben más de fútbol que los propios entrenadores, pero la realidad es que no tienen ni idea. Durante los próximos cinco o seis meses, Valverde será acosado por un bombardeo de nombres de posibles sustitutos. A mí me gustaría que fuera Xavi el elegido, aunque no sé si él se siente que ya está preparado, no quisiera que llegara Henry, del que no me gusta que dijera que aprendió a jugar al fútbol cuando llegó al Barça, porque eso dice bien poco de su comprensión del juego en su conjunto, y tengo la intuición de que el Barça tiene más que apalabrado la vuelta de Koeman, el mito azulgrana que nos dio el primer triunfo en la Champions. Hasta junio, seguiré apoyando a muerte a Valverde, como creo que debería hacer toda la afición. Después, ya veremos qué pasa. 

Valverde/fcbarcelona.es

Facebooktwitterredditlinkedin

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies