class="post-template-default single single-post postid-1464 single-format-standard mmm mega_main_menu-2-1-2 header_3 nav_bar_static preloader wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4 vc_responsive">

Vermaelen y Sergi Roberto se apuntan a la Supercopa

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin

Tras el partido frente a la Fiorentina y a falta del Gamper, Luis Enrique parece tener claro el equipo de la Supercopa de Europa. A una semana para la disputa del primer título, el partido de Florencia dejó varias conclusiones. La principal es que Vermaelen y Sergi Roberto se apuntan a la final de Tiflis (Georgia). Ambos completaron los 90 minutos y dieron un buen rendimiento. El defensa empezó algo frío y pudo hacer algo más en los dos goles de la Fiorentina, pero luego se entonó y completó un gran partido, con varios cortes y anticipaciones de gran nivel. Acabó acalambrado, producto de su larga inactividad el curso pasado, pero, si no es nada serio, supongo que formará pareja de centrales con Piqué frente al Sevilla.

Sergi Roberto volvió a dar muy buenas sensaciones en el lateral derecho. Desde ese costado puso varios centros buenísimos, muy tocados, al estilo Beckham. Pedro y Alba desaprovecharon sus asistencias mandando alto los remates y Munir conectó un buen cabezazo que hizo lucirse al portero rival. Cuando entró Bartra para suplir a Rakitic, Sergi Roberto subió al centro del campo y siguió aportando su empuje al equipo. Bartra pudo recordar entonces su debut con Guardiola en el Vicente Calderon hace cinco años, cuando jugó de lateral derecho después de sustituir a Jeffren la última media hora de partido. Bartra tiene potencia y velocidad para jugar ahí, pero le falta algo más de templanza, control de juego y centro, cualidades que Sergi Roberto atesora de sobra. Iniesta no jugó la segunda parte por precaución, pero el centro del campo parece claro que lo completarán Rakitic y Busquets. Y arriba es donde ni Pedro, ni los chavales Munir y Sandro parecen competencia seria para Neymar y Messi. Aunque estén al 50%, creo que ambos cracks serán titulares frente al Sevilla.

El partido de Florencia me dejó las mismas sensaciones que el resto de la pretemporada: el juego fue bueno y el resultado, malo. Es verdad que pudo faltar más intensidad defensiva en el comienzo de partido, como apuntó Luis Enrique. Sobre todo por la banda de Alba, al que el veterano Joaquín dio la noche. Pero para mí el mal resultado es más producto de los graves errores en el remate que del acierto defensivo. Y lo digo por una simple cuestión estadística. Rakitic, Luis Suárez, Pedro, Alba, Rafinha y Munir desperdiciaron ocasiones más que de sobra, algunas de ellas clarísimas, no sólo para empatar sino para ganar el partido, pese a los dos goles en contra. De Tatarasanu, el portero rumano de la Fiorentina, nos dio tiempo hasta de aprendernos el nombre de tanto como le vimos en pantalla, mientras que Ter Stegen sólo se lució en un pase de pecho como hombre libre adelantado, ya en la segunda parte. Salvo el final del primer tiempo y el comienzo del segundo, en el que hubo más imprecisiones, creo que el Barça jugó un buen partido, pese a la derrota. La Fiorentina también me gustó, he de reconocerlo. No sólo jugó a defenderse, como hacen los italianos, sino que cuando tuvo el balón lo distribuyó bien, superó la presión adelantada azulgrana y llegó con facilidad a zonas de remate. La Juventus ya nos puso las cosas difíciles en la final de la Champions. Se nota que algo está cambiando en el fútbol italiano.
(Foto/Autor: Luis Suárez falló una clara ocasión delante del portero de la Fiorentina/Miguel Ruiz-FCB)

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedin